En noviembre se vendieron en España 230.528 vehículos de ocasión, lo que supone un aumento del 7,3% respecto al mismo mes de 2017. Del total, 200.466 fueron turismos+4x4 que incrementan un 7,5% y 30.062 comerciales ligeros (LCV), con una subida del 5,9%, según los datos de la Asociación Nacional de Comerciantes de Vehículos (Ancove).

En el cómputo del año, se acumulan unas ventas de 2.197.888 vehículos en el mercado de usados, con un aumento del 7,4% respecto al mismo periodo del año anterior. De ellos, 1.896.724 fueron turismos y crossover, que aumentaron un 7,7%, mientras que se vendieron un 5,7% más de comerciales ligeros, 301.164 unidades.

Respecto a la edad, un total de 130.352 vehículos transferidos, incluyendo turismos+4x4 y comerciales ligeros, pasaban de los diez años, lo que supone un 56,54% del total de las ventas del mes. En el acumulado del año, el 59,73% del total (1.312.703) superaba la década de antigüedad. Los vehículos de menos de tres años crecieron en el mes un 28,4% frente al 7,3% del conjunto del mercado.

En noviembre, las transferencias de kilómetro cero ya muestran un claro agotamiento después de los tres meses con incrementos que han rondado el 50%. En noviembre, se vendieron 14.324, con un aumento del 8,6%, según los mismos datos de Ancove. Entre enero a noviembre, se han vendido 149.373 matriculaciones tácticas, con un incremento del 27,6% sobre el mismo periodo de 2017. De ellas, fueron turismos 132.839 y furgonetas otras 16.534 unidades.

“Desde Ancove hemos alertado de forma continuada contra la práctica fuera de control de las automatriculaciones que los concesionarios están obligados a comprar para poder cumplir los objetivos desmedidos de sus marcas”, declara Elías Iglesias, presidente de Ancove. “En noviembre, las matriculaciones tácticas han reducido su crecimiento al 8%, lejos del 27% que están creciendo en el conjunto del año, pero tememos que se trate de una mera tregua. El último día de noviembre se matricularon 28.854 vehículos (31% del total del mes), que deberán salir al mercado en las próximas semanas. No obstante, el fallo informático de la DGT, que estuvo una semana sin matricular vehículos, nos hace ser cautelosos con esa cifra”.