El mercado de vehículos usados caerá un 24% en 2020 con respecto a 2019 hasta alcanzar un total de 1.597.939 transferencias, según datos de la consultora MSI para Faconauto. “De esta manera, se confirma el fuerte impacto que va a tener también sobre el usado la crisis de mercado derivada del coronavirus”, afirman desde la patronal, que destaca, sobre todo, el mal comportamiento que tendrán las transferencias de los tramos de más edad.

El segmento de 6 a 10 años caerá un 26,6%, y los de más de 10 años experimentarán un retroceso del 24%. Por el contrario, las bajadas serán menores en los tramos de 3 a 5 años, con una caída del 9%, y los de 1 a 3 años con un 19% menos de transferencias respecto a 2019.

En el mes de junio, el mercado de ocasión cayó un 8,4%, alcanzando las 145.773 transferencias, mientras que en el primer semestre de este 2020, la bajada se acentúa hasta el 32%, con 677.062 unidades vendidas. En junio, ya hay un tramo de edad que ha experimentado una subida con respecto al año anterior, los vehículos de 3 a 5 años, con un crecimiento del 5,7%. El resto de los tramos han vuelto a caer, siendo más acusado en los segmentos de 6 a 10 años, un 16,8%, y en el de más de 10 años, con un 10,6%. El tramo de 0 a 3 años ha sufrido una bajada más leve del 2,5% con respecto al mismo ejercicio del año anterior.

En relación con los canales de venta, los concesionarios aumentaron sus transferencias un 24,5% el mes pasado. El RAC y el renting también subieron sus ventas, un 31,2% y 16,7%, respectivamente. El resto de los canales han experimentado caídas, las más acentuadas han sido los del canal de los compra-venta, con un 14%, y las matriculaciones tácticas, con un 13,5%.

El combustible más demandado por los compradores de vehículos usados volvió a ser el diésel, que representa el 60,5% del mercado, pero sus transferencias cayeron un 12,6% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. La gasolina, por su parte, cayó un 3% con relación a junio de 2019. Destaca también de nuevo el aumento de las ventas de eléctricos, con 313 unidades transferidas, un 26,2% más que en el año anterior.

Según Ignacio de Benito, presidente del Consejo de Administración de la plataforma digital niw.es, “los datos del mes de junio muestran una clara recuperación del mercado y una tendencia a la estabilización con respecto a los meses pasados, debido a la paralización generada por la emergencia sanitaria. Comenzamos a atisbar de nuevo un interés creciente en la compra de vehículos usados. Los modelos de menos de tres años se mantienen con el mayor número de transferencias, mientras que los modelos de tres a cinco años han registrado un ligero repunte en ventas, lo que certifica que el mercado de VO de menos de cinco años va a seguir posicionándose como un segmento en auge con grandes oportunidades para los clientes”.

Para Gerardo Pérez, presidente de Faconauto, este mes de junio ha sido el primero de la “nueva normalidad” y el mercado de ocasión ya ha empezado a mostrar síntomas de mejoría. “Poco a poco se va reactivando el mercado que dejamos en marzo y va volviendo con sus mismas características, el protagonismo de los vehículos jóvenes. En este sentido, el vehículo de ocasión va a ser la gran oportunidad de los concesionarios en los años venideros porque, con todas las operaciones de revolving que estamos realizando, donde los clientes tienen la opción de cambiar de coche o entregarlo de vuelta, se van a generar productos de cero a cinco años muy atractivos para los clientes del mercado de ocasión. De ahí viene la iniciativa que hemos impulsado, niw.es, para dar respuesta a estos productos a través del canal digital, pero con la confianza y la seguridad que aportan los concesionarios”.