El mercado de vehículos eléctricos se triplicará en 2020, según un análisis de Transport&Enviroment (T&E), recogido por Faconauto, que parte de las ventas de este tipo de coches en el primer semestre del año tomando como referencia las estrategias de los fabricantes en cuanto al cumplimiento de los objetivos de reducción de CO2 marcados por la Unión Europea.

Julia Poliscanova, directora senior del área de vehículos limpios de T&E, ha señalado que uno de cada siete coches vendidos en Europa será eléctrico en el próximo año, pero habrá que ser más ambiciosos a partir de 2022 por los objetivos de reducción de CO2 de la UE para 2025 y 2030.

Por marcas, T&E muestra que PSA Group, Volvo, FCA-Tesla y BMW ya están cumpliendo con el objetivo de la UE de emisiones medias por cada automóvil fabricado. Pero Renault, Nissan, Toyota-Mazda y Ford aún tienen un pequeño margen de mejora.

En contraposición con los datos ofrecidos por T&E, los concesionarios se han visto obligados a automatricular más de 2.000 vehículos entre enero y agosto de 2020 para alcanzar los objetivos exigidos por las marcas. Faconauto calcula que las matriculaciones tácticas realizadas en este periodo han supuesto un coste para los concesionarios de 65 millones de euros.

Gerardo Pérez, presidente de Faconauto, ha declarado a Cinco Días que “la demanda de vehículos eléctricos es extremadamente débil. La presión regulatoria la están sufriendo los concesionarios por la obligación de los fabricantes de matricular coche sin cliente”.