Las transferencias de turismos y todoterrenos usados bajó un 16,6% en febrero, hasta las 143.828 unidades, en comparación con el mismo periodo del año anterior, según datos de la consultora MSI para Faconauto. En estos dos primeros meses del año, la caída se sitúa en un 20,4%, con 210.707 ventas.

En un análisis por tramos de edad, febrero sigue la tónica de los meses anteriores: los vehículos de 1 a 5 años son los que presentan subidas. Los situados en el tramo de 1 a 2 años aumentaron un 27%, y los de 2 a 3 años, un 4,5%, mientras que los de 3 a 5 años crecieron un 5,5%. Del otro lado, los coches de entre 6 a 10 años bajaron un 12,6% y los de más de 10 años, un 17%.

En cuanto a los canales, el renting, como sucediera en enero, fue el único que vio incrementadas sus ventas en un 22,3%. Las bajadas más acentuadas las protagonizaron el “rent a car”, con una caída del 45,6%, y las matriculaciones tácticas, con un 28,2%. Por su parte, el canal de particulares bajó un 16,7%, las importaciones, un 15,7%, y la compraventa, un 15,6%. Asimismo, los concesionarios tuvieron una cuota de mercado superior al 20% y sus operaciones retrocedieron un 8,9%.

Respecto a los carburantes, febrero sigue la misma tónica de los últimos meses. Los vehículos de gasolina cayeron un 19,2% y los diesel, un 17%, pero ambos siguen acaparando la mayor parte de las transferencias del mercado. Los eléctricos y algunos híbridos continúan también aumentando sus ventas, reflejando el impulso que están teniendo en el mercado de vehículo nuevo. Destacan los diésel/eléctricos enchufables, con un 426% más, los gasolina/eléctricos enchufables, con un crecimiento del 145,5%, y los Gasolina mild hybrid, que se incrementaron en un 124,4%.

“El mercado continúa en la misma línea de los últimos meses debido a la situación sanitaria”, ha declarado Raúl Morales, director de Comunicación de Faconauto. “Si bien es cierto que ha mejorado y que cae menos que el mercado de vehículo nuevo, la incertidumbre todavía sigue afectando al mercado, que necesita una clara mejoría y estabilidad sanitaria para coger impulso. La previsión es que empiece a crecer previsiblemente en el segundo trimestre con un contexto sanitario más certero. Por otra parte, como también vimos en enero, los vehículos usados de menos de cinco años están compitiendo con fuerza con los nuevos, debido al incremento del Impuesto de Matriculación”.