Las ventas de vehículos de ocasión suavizan su caída en mayo, registrando un descenso del 64,9%, hasta situarse en las 68.119 unidades, según datos de Ideauto para Ganvam. En el acumulado del año, la caída es del 32,3%, con un total de 614.239 unidades.

Frente a la caída de más del 72% registrada en las matriculaciones durante el pasado mes, el mercado de ocasión se recupera del shock del confinamiento a un ritmo ligeramente mayor. Según Ganvam, “el usado se está convirtiendo en el refugio de las familias que buscan un segundo vehículo a precio asequible ante la desconfianza de recurrir al sharing o al transporte público como solución de movilidad”. Por cada nuevo se vendieron 1,9 usados en mayo.

Desde el 24 de mayo, fecha en la que Madrid y Barcelona -que concentran más del 25% de las ventas- pasaron a la Fase 1 marcando la posibilidad de moverse por toda la provincia, las operaciones con usados se multiplicaron por cinco. Esta circunstancia recortó la caída desde un 78% en la primera semana de mes a un 14% en la última, en comparación con el mismo periodo del año anterior.

El hecho de que el precio es un factor determinante en la compra en estos momentos de incertidumbre queda de manifiesto, según la patronal, en que los vehículos más vendidos durante mayo fueron los de más de 15 años, "que prácticamente pueden pagarse al contado", seguidos de los vehículos de ocasión de menos de un año, "que se están poniendo a la venta a precios muy competitivos por la necesidad que tienen los distribuidores de dar salida rápida al stock acumulado durante el parón derivado del estado de alarma", añaden desde Ganvam

Los vehículos de más de 15 años registraron la menor cifra de caída en mayo (-59%), llevándose casi cuatro de cada diez ventas, a poca distancia de los de menos de un año, que bajaron un 60%, representado una de cada diez operaciones. En el acumulado, los más antiguos retroceden un 32%, mientras que los kilómetro cero solo caen un 17%.

En el proceso de compra, los utilitarios urbanos, prácticos y con costes de mantenimiento asequibles son los que acaparan la atención de los compradores. Los datos de Ganvam reflejan que, en lo que va de año, el Renault Megane se ha convertido en el modelo usado más vendido, con un total de 22.601 unidades, seguido del Volkswagen Golf, con 22.168 unidades, y el SEAT Ibiza que, hasta mayo, registra un total de 19.907 unidades vendidas de segunda mano.

Por comunidades autónomas, el archipiélago balear fue donde más cayeron las ventas de usados hasta mayo, con un descenso del 42,8%, seguida de La Rioja (38,6%), Castilla y León (-37,3%), País Vasco (-36,6%), Canarias (-36%), Andalucía (-35,1%), Extremadura, (-35,8%), Galicia (-35,3%), Cantabria (-34,9%), Comunidad Valenciana (-34,3%), Asturias (-33,45), Murcia (- 32,3%), Navarra (-31,2%), Cataluña (-26,4%), Castilla-La Mancha (-25,9%) y la Comunidad de Madrid (-25,8%).