La reactivación de las fábricas españolas en mayo ha permitido una mejoría respecto a las cifras registradas en abril, cuando todas las fábricas en España se mantuvieron prácticamente cerradas. Sin embargo, ANFAC indica que la vuelta a la actividad ha sido muy progresiva, muy lejos de los volúmenes normales de producción en el conjunto del mes. Así, se registró una caída del 68,4% en la producción de vehículos, con 92.900 unidades fabricadas, en comparación con 2019. En el acumulado del año, se registra un descenso del 41,6% y 744.959 vehículos producidos.

La crisis del Covid-19 ha provocado que el sector se haya visto paralizado durante más de un mes y medio, tanto a nivel nacional como en los principales mercados europeos. Según datos de la patronal, las matriculaciones en Europa han sufrido una importante contracción en abril y mayo con caídas del 76% y del 52%, respectivamente. En mayo, los mercados ya empezaron a dar señales de recuperación de la actividad, destacando ANFAC la evolución de países como Alemania y Francia, mercados a los que se destina gran parte de la producción española, que durante el último mes están recuperando cierto ritmo en sus ventas de vehículos, siempre con volúmenes inferiores al mismo mes del año pasado.

La reapertura de los mercados en las principales ventanas de exportación en Europa ha permitido que la retracción de la producción se haya visto mitigada por la progresiva evolución de las ventas al exterior. Durante el mes de mayo se enviaron fuera de las fronteras españolas 81.082 vehículos, que supone un 66% menos que el mismo del año pasado. En el acumulado de 2020, se han exportado 614.930 unidades, un 40% menos que en el mismo periodo del año anterior.

Por tipo de vehículo, la fabricación de turismos se redujo en un 68,3% en mayo respecto al mismo mes del año pasado, con una producción mensual de 73.322 unidades. En los cinco primeros meses, se han fabricado 586.708 turismos, un 41% menos que el mismo periodo de 2019. La producción de todoterrenos sigue paralizada al igual que en el mes de abril, manteniendo para el conjunto del año 5.696 unidades fabricadas, un 69,6% menos que en 2019.

La producción de vehículos comerciales e industriales ha seguido la tendencia del conjunto con una caída del 66,6% en mayo y 19.578 unidades, pero que registra una mejoría respecto a abril donde solo se fabricaron 393 unidades. En los cinco primeros meses del año, se han fabricado un 41% menos de unidades, con un total de 152.555 vehículos. Los industriales pesados son los que sufren la menor caída, con un 30,5% menos (951 unidades), mientras que los comerciales ligeros han alcanzado una fabricación de 6.068 unidades, un 79% menos. Igualmente, furgones, con 11.250 unidades fabricadas (-51,2%); industriales ligeros, con 1.225 unidades (-70,8%) y tractocamiones, con 84 unidades (-90,6%) siguen en cifras negativas durante el mes de mayo.

En cuanto a las exportaciones, el quinto mes del año cerró con 67.518 turismos exportados, un 65,5% menos que en el mismo periodo del año anterior, sumando 501.134 turismos enviados fuera de nuestras fronteras, un 39,4% menos. En cuanto a los todoterrenos, como la producción sigue paralizada, no se registró ningún envío a mercados extranjeros de este tipo de vehículo, habiendo acumulado durante este año un total de 5.261 unidades enviadas.

Las exportaciones de los vehículos comerciales e industriales recuperan levemente su ritmo a diferencia del mes de abril donde apenas se registraron envíos. Acumula en el quinto mes del año un total de 14.284 unidades, un 64,5% menos, debido, principalmente, a la recuperación en su demanda por parte de mercados como Alemania o Francia, que sufren una menor caída del 28,2% o 40,1%, respectivamente, en comparación con España, que se contrae un 49,3%. Durante estos primeros cinco meses, se han exportado 108.565 unidades de vehículos comerciales e industriales, que supone un descenso del 39%.