Según revela la última edición del Observatorio del Vehículo de Empresa (CVO) promovido por Arval, el sector del renting en el área de comerciales volvió a optar en primer lugar por Renault, que logró el 30,7% de la cuota total de matriculaciones en 2015, seguido por Peugeot (13,5%) y Citroën (12,6%) para completar el trío de marcas más demandadas. Fiat (10%) cedió terreno, al contrario que Ford (9%) y Opel (6%). Volkswagen (5,9%), Nissan (4,3%), Toyota (3,1%) y Dacia (1,9%) completan el orden de preferencias.

Por modelos, el atractivo del Citroën Berlingo se mantiene y continúa a la cabeza de la tabla un año más con 16.047 unidades matriculadas, el 10,4% más, seguido de nuevo por el Peugeot Partner (15.137) y el Renault Kangoo (14.809). Los tres vehículos copan casi un tercio del mercado y desde hace una década ocupan los tres puestos del podio.

El Seat León volvió a superar un año más al Ibiza como el turismo más vendido en 2015 por algo menos de 1.900 unidades y sumó 33.267. A los modelos de Seat les siguieron el Volkswagen Golf (25.528) y el Dacia Sendero (25.335). El Seat León también repitió como el vehículo más solicitado por las empresas (9.668 unidades), por delante del Peugeot 308 (8.397) y el Nissan Qasqhai (8.104).

En el sector del renting el Volkswagen Golf (4.674) superó al Renault Clio (4.262) por poco más de 400 unidades como el coche que encabezaba el ranking de matriculaciones, seguido por el Volkswagen Passat (4.229). El Seat León rozó las 4.000 unidades seguido por el Nissan Qasqhai.