En el caso del transporte pesado de mercancías, el estudio “La movilidad del futuro”, presentado en el ámbito del Congreso de Distribución Urbana de Aecoc por Jordi Mur, director de Innovación y Proyectos de esta organización, y Albert Anglarill, gerente de Innovación, avanza que en el año 2030 el 35% de los camiones utilicen el gas natural como combustible en lugar del gasóleo que utilizan actualmente de forma mayoritaria, informan nuestros compañeros de Todotransporte.

El estudio, realizado por Aecoc a través de su plataforma de análisis de tendencias globales, Aecoc Innovation Hub, define la movilidad del futuro como un ecosistema en que la demanda de energía disminuye, los costes de los desplazamientos se desploman, se impone el transporte intermodal y la velocidad de las entregas se acelera al tiempo que los costes de las mismas disminuyen.

Además, se estima que hacia 2050 se haya evolucionado hasta hacer realidad ciudades sin atascos, accidentes de tráfico o sin aparcamientos. “El desarrollo tecnológico, la economía colaborativa y la necesidad de impulsar modelos de transporte más sostenibles están detrás de esta nueva realidad del transporte de viajeros y mercancías”.

El trabajo de Aecoc Innovation hub muestra que las nuevas generaciones están mucho más abiertas a la integración de las nuevas tecnologías en el transporte. Así, mientras sólo el 24% de los mayores de 55 años querría tener un vehículo que condujese solo, este porcentaje se incrementa hasta el 57% en el caso de los nativos digitales (las llamadas generaciones Z y X). También es especialmente notable la pérdida del “sentido de pertenencia” de las generaciones más jóvenes, que valoran más tener disponible el servicio que necesitan cuando lo necesitan que tener en propiedad algo que van a utilizar esporádicamente.

Esos nuevos valores y el auge del consumo colaborativo hacen que el 64% de los nativos digitales se cuestione tener un vehículo propio, mientras estos porcentajes son claramente inferiores en las generaciones anteriores (43% en el caso de la generación X y sólo 16% en el de los baby boomers y anteriores). Según el informe, “estos factores sociales son junto con los tecnológicos, económicos, medioambientales y políticos los que van a contribuir a definir en las próximas décadas un transporte de viajeros y mercancías radicalmente distinto al que tenemos hoy en día”.