El reposicionamiento global de todos los concesionarios Škoda avanza a toda velocidad. Solo seis meses después del número 1.500, ha abierto en Estambul el concesionario número 2.000 con el nuevo diseño corporativo del fabricante checo. Al acabar el año 2016, más del 80% de los cerca de 3.200 concesionarios Škoda en todo el mundo habrán adoptado esta nueva imagen.

Actualmente, socios de Škoda en 42 países relucen gracias a la nueva y moderna arquitectura de los concesionarios de la compañía, incluyendo varios concesionarios en China, Taiwán y los Emiratos Árabes. En muchos países, como República Checa, Italia, Portugal y Hungría, el rediseño ya se ha implementado al completo. En Alemania -el segundo mayor mercado individual, tras China-, casi el total de los cerca de 580 puntos de venta habrá finalizado la implantación del nuevo diseño visual a finales de este año.

La comunicación personal, directa y abierta con el cliente es el foco del nuevo concepto de sala de exhibición. Esto queda reflejado en la imagen global de los establecimientos, que están diseñados para ser atractivos y transparentes, tanto por fuera como por dentro. Con el fin de lograr la mayor claridad posible, el lema de los arquitectos fue: 'reducción a lo esencial para los clientes'. El diseño está basado en formas simples, los colores de la marca Škoda en elegante blanco y verde fresco, y un moderno concepto de iluminación. Además, los elementos reconocibles proporcionan una orientación clara. Con el fin de ofrecer la mejor atención al cliente, las ventas y servicios se han conectado más entre ellos gracias al rediseño de los concesionarios y a la optimización de las estructuras de la compañía y los procesos de ventas. El 19% de los concesionarios Škoda han sido completamente reconstruidos, y casi la mitad de ellos han sido reubicados.