El paño reutilizable de Mewa, tejido de máxima calidad técnica para cada necesidad y pensado para usarlo en diversas ocasiones, cuenta con el aval de los 2,6 millones de usuarios que lo emplean en todo el mundo como herramienta de trabajo en talleres, imprentas e industrias.

De hecho, este paño reutilizable resume la filosofía con la que Mewa, una de las principales empresas de gestión textil de Europa, se ha perfilado como uno de los líderes del mercado en el segmento de paños de limpieza reutilizables.

El proceso de este servicio que Mewa ofrece desde hace más de 100 años es tan sencillo como útil para las empresas: tras utilizar los paños, la firma los recoge, los limpia mediante un lavado ecológico y realiza un control de calidad tras cada lavado. Los paños desgastados se separan y se reponen, para que al cliente se le devuelvan solo paños de óptima calidad.

Se trata de un sistema que permite ahorrar, ya que elimina los costes de administración, almacenaje y reposición de los materiales desechables convencionales. Los materiales de un solo uso son considerados como residuos por la legislación española y están regulados por un marco jurídico especial.

El servicio completo de Mewa por el contrario se hace cargo, en lugar de sus clientes, del cumplimiento de la normativa medioambiental y de la eliminación de residuos generados con los paños reutilizables.

Existe un paño para las características de limpieza de cada sector, con diferentes cualidades y propiedades. Para la suciedad de aceite, pintura, disolventes y grasa es muy útil la resistencia del paño MewaTex, mientras que para superficies delicadas es más suave el MewaTex Plus.

La microfibra prácticamente ausente de pelusa del Mewa Protex es perfecta para las necesidades más exigentes, al tiempo que el MewaTex Ulta es muy delicado y protege las áreas sensibles.

En la producción de estos paños, el hilo suministrado se somete a mediciones de precisión y pruebas que garantizan que peso, fuerza de absorción y resistencia al desgaste del futuro paño cumplan con los parámetros. De hecho, un paño reutilizable puede volver a emplearse hasta 50 veces.