La Fundación Eduardo Barreiros conmemorará los días 15 y 16 de junio, en el Circuito del Jarama (Madrid), el Centenario del nacimiento de Eduardo Barreiros, uno de los industriales más importante del motor español de todos los tiempos. El Centenario coincide con el Jarama Classic, que en su IV edición recibe el nombre de “Centenario de Eduardo Barreiros 1919-2019”.

Ajusa estará presente en esta mítica cita del sector de la automoción como patrocinador. La empresa fabricante de componentes del motor, desde sus orígenes en 1972, ha estado vinculada al proyecto de Eduardo Barreiros. El catálogo Ajusa siempre ha cubierto la gama completa de vehículos Barreiros y, en su sede principal ubicada en Albacete, cuenta con un museo dedicado al empresario gallego.

Para conmemorar este Centenario, Ajusa habilitará en El Jarama un panel expositor con la evolución de la empresa y su vínculo con la marca Barreiros - Diésel

La inauguración oficial del Centenario de Eduardo Barreiros tendrá lugar el sábado 15 de junio, a las 11:00 horas, en el edificio Jarama Paddock Club del mítico circuito. Habrá carreras de coches de época, competiciones en pista, Karting Open Track, The Royal Experience, 4x4 Land Rover Experience, etc. También se habilitará una cata degustación de vinos y cavas Aldonza. Los más pequeños también tendrán su espacio con ludoteca, zona de atracciones y parque de seguridad vial.

La acción más especial y llamativa que se llevará a cabo será la presencia de más de 200 vehículos salidos de la factoría de Villaverde (Dodge, Simcas, camiones, furgonetas y tractores), que circularán por la pista del circuito. La Fundación Barreiros ha hecho un llamamiento a clubes, aficionados y asociaciones de barreiristas para que participen en esta iniciativa. Los primeros inscritos podrán rodar en el circuito y tendrán su entrada al Jarama y la de su acompañante gratis.

Eduardo Barreiros protagonizó una de las más ambiciosas aventuras del sector automovilístico español. Desde un pequeño taller en Ourense, partiendo prácticamente de cero y sin apenas estudios, fue capaz de crear Barreiros Diésel: un proyecto empresarial industrial de los años 50 y 60 que se convirtió en una factoría de dos millones de metros cuadrados en Villaverde. Produjo motores, camiones de pequeño, medio y gran tonelaje, autobuses, tractores y coches.