Arval sigue divulgando aspectos desconocidos del mundo de la movilidad corporativa. En esta ocasión, Manuel Orejas, director de Marketing y Business Development de Arval, le explica en un vídeo al periodista Javier Reyero todos los beneficios de Arval Car Sharing, la solución de flota compartida que la compañía ofrece a sus clientes.

“Las grandes ventajas de esta solución pueden resumirse en dos palabras: racionalización y optimización. Los coches de la flota sólo consumen kilómetros de uso y disfrute, minimizando los días de aparcamiento y desuso. Y el gestor de flota optimiza el uso con la ayuda de la inteligencia artificial”, explica Manuel Orejas.

Para Luc Soriau, director general de Arval, “Arval Carsharing es simple, accesible y con relevantes beneficios para empresas, conductores y gestores de flotas”. Y es que, con Arval Car Sharing cada empresa elige cuáles de los vehículos de su flota son susceptibles de entrar en el 'pool' compartido, dando acceso a un vehículo a empleados que antes no lo tenían. Y todo ello, a través de una plataforma web y móvil que permite buscar, reservar, abrir y cerrar el vehículo en tres clicks.

Con Arval Car Sharing se optimiza el uso de la flota, ya que, según los estudios de Arval, el 80% de los coches de empresa está aparcado la mayoría del tiempo. Además, con esta solución el tamaño del parque móvil se racionaliza, se reduce la huella medioambiental y se consiguen ahorros del 20% en costes de movilidad, al reducir el uso de taxis y otros medios de transporte. Todo con información en tiempo real.

Los datos del Arval Mobility Observatory 2019 muestran que, en intenciones de 'sharing', la gran empresa lleva la iniciativa: un 49% está dispuesta a adoptar alguna de estas soluciones en los próximos tres años. Compartir vehículo en trayectos de larga distancia y esporádicos (ride sharing) es la principal alternativa (22%) que valoran las compañías españolas al vehículo de empresa en los próximos tres años, por delante del uso de vehículos por periodos de tiempo limitados (car sharing), opción estudiada por el 18% de las firmas, y que alcanza a un 30% de las grandes corporaciones.