Arval ha lanzado su primer proyecto internacional de biodiversidad. Se plantará un árbol por cada nuevo vehículo electrificado (eléctrico e híbrido) que se sume a la flota de la compañía, en el mismo país donde se entregue el vehículo. El objetivo es plantar más de 500.000 árboles de aquí a 2025 para promover la biodiversidad local.

Los principales objetivos de Arval en materia de responsabilidad social corporativa (RSC) para 2025 están recogidas en su plan estratégico Arval Beyond: 500.000 vehículos electrificados en su flota (lo que representa el 25% de su flota global), una reducción del 30% de las emisiones de CO2 con respecto a 2020, y seguir siendo una empresa neutra en carbono.

El proyecto se pondrá en marcha en los ocho países de Arval con mayor volumen de vehículos electrificados entregados en 2021: Alemania, Bélgica, España, Francia, Italia, Países Bajos, Polonia y Reino Unido. Para finales de 2021, se espera que se planten más de 70.000 árboles. Tras su implantación en los países del G8, el proyecto se ampliará al resto de los países de Arval en 2022.

Arval podrá medir los beneficios medioambientales y sociales de cada proyecto de reforestación. Los beneficios totales estimados serán: 75.000 toneladas de CO2 almacenadas; 1,5 millones de refugios para animales creados; dos millones de meses de oxígeno generados; y 500.000 horas de trabajo creadas.

Arval España inicia el proyecto “Un Vehículo Electrificado = Un Árbol” en los bosques de Palencia, afectados por grandes incendios entre 2005 y 2016. Ya se han plantado 3.196 árboles en el Parque Natural Montaña Palentina, cifra que ascenderá a cerca de 10.000 al finalizar el año.

El establecimiento de especies arbóreas adaptadas a las condiciones del terreno, como el castaño, el roble, el aliso, el pino negro y el pino negro y pino marítimo, que permitiría recrear ecosistemas forestales dinámicos. Además, se están plantando especies de árboles frutales forestales (abedul y cerezo), que aumentarán el potencial de biodiversidad del proyecto. La diversidad de especies introducidas reducirá aún más el riesgo de propagación de incendios.

La creación de un macizo forestal a gran escala también permitió la recepción de una importante diversidad faunística, especialmente entre los grandes mamíferos. El Parque Natural Montaña Palentina alberga una rica fauna, osos y lobos incluidos. Los bosques existentes también son ricos en flora silvestre, setas y madera de calidad.