Audi está presente con un gran número de novedades en el Salón Internacional del Automóvil de (IAA) 2015, sobresaliendo una mirada al futuro en cuatro importantes contenidos para la marca - Audi Sport, quattro, Audi Technologies y Audi ultra -, presentando toda la gama al completo con sus diferentes conceptos de sistemas de propulsión.

 

En este sentido, la firma continúa evolucionando la eficiencia de sus motores TDI y TFSI con nuevas tecnologías y por ello lleva al máximo el potencial de los motores convencionales. Los campeones en bajas emisiones de CO2 de cada gama de modelos incorporan la denominación "ultra".

En el segmento SUV, el Audi e-tron quattro concept de propulsión eléctrica realiza su presentación mundial. También se exhiben en el stand de la marca de los cuatro aros el Audi Q7 e-tron 3.0 TDI quattro, un híbrido enchufable con una autonomía superior a los 56 km. en modo completamente eléctrico, y el nuevo Audi A4 g-tron.

Este último consume menos de cuatro kilos de gas natural cada 100 km. en el ciclo estandarizado, lo que supone unos costes de combustible extremadamente bajos para los clientes, con una autonomía superior a los 950 km. Adicionalmente, el nuevo Audi Q7 y el nuevo Audi 4 ofrecen la más amplia gama de sistemas de asistencia entre los automóviles en producción.

Recalcar que todos ilustran una etapa preliminar de la conducción pilotada. Audi promueve el desarrollo de todas estas tecnologías, siempre con el objetivo de aunar la máxima eficiencia y seguridad con unas destacadas prestaciones.

La nueva generación del Audi A4 impresiona por la equilibrada y deportiva experiencia de conducción, una amplia selección de soluciones de infotainment a bordo y sistemas de asistencia inteligentes como el control de crucero adaptativo con asistente de conducción en atascos.

La berlina media de Audi también alcanza cotas máximas en cuanto a eficiencia. Así, el A4 sedán tiene el mejor coeficiente aerodinámico de su segmento, con un Cx de 0.23. Su eficiente concepto global se basa en la ligereza y en el rendimiento de su gama de motores, como el 2.0 TDI ultra de 150 CV (110 kW).

En Audi, la movilidad del futuro es deportiva, cargada de emoción y altamente eficiente: el prototipo tecnológico Audi e-tron quattro concept ofrece una visión a gran escala del primer modelo de producción de la marca completamente eléctrico que llegará al mercado en 2018.

Está basado en la segunda generación de la plataforma modular longitudinal, la cual proporciona un considerable grado de libertad a la hora de configurar la disposición de los elementos del sistema propulsor. El diseño del SUV deportivo se basa en gran parte en requerimientos aerodinámicos: con un Cx de 0.25, establece una nueva referencia en el segmento.

El grupo propulsor está compuesto por tres motores eléctricos que entregan una potencia conjunta de hasta 370 kW. Las baterías de iones de litio situadas en el piso del coche permiten recorrer más de 500 km, una autonomía más que suficiente para una utilización cotidiana.