Audi presenta el motor gasolina de dos litros más eficiente de su categoría. El nuevo 2.0 TFSI con una potencia de 190 cv (140 kW) confirma la maestría de la marca de los cuatro aros, con un revolucionario método de combustión. Audi comenzará a utilizar este motor por primera vez en la próxima generación del A4.

 

Hace más de diez años, Audi fue el primer constructor en todo el mundo en incorporar el motor TFSI con turbocompresor e inyección directa a la producción en serie. Esto convirtió a la marca de los cuatro aros en la pionera de las actuales tendencias de downsizing y downspeeding.

"Ahora estamos ahora afrontando un nuevo y crucial paso adelante con el rightsizing", afirma Ulrich Hackenberg, responsable de Desarrollo Técnico de Audi. La reducción en la cilindrada y la velocidad de giro del motor puede ser óptimamente eficaz sólo si se adecúa razonablemente con la clase de vehículo y el uso diario por parte de los clientes, explica.

El dirigente insiste que el rightsizing afecta a la interacción óptima entre el tipo de vehículo, la cilindrada, la potencia, el par y la eficiencia, características sujetas a las condiciones de uso diario. Nuestro nuevo 2.0 TFSI es un buen ejemplo del por qué Audi está a la vanguardia de la técnica.

El motor de cuatro cilindros rinde 190 cv (140 kW) de potencia y 320 Nm de par máximo, con una cilindrada de 1.984 cc. Gracias a que la entrega de par máximo se produce en un amplio rango de revoluciones entre las 1.450 y las 4.400 rpm, cada cliente se verá beneficiado con la accesible y constante entrega de fuerza y con la capacidad de empuje de este motor.

Esta nueva mecánica también presume de ofrecer unos excepcionales y reducidos niveles de consumo. Con cifras de consumo inferiores a los 5 l/100 km según el ciclo NEDC, esta nueva mecánica rebaja claramente las cifras ofrecidas tanto por su predecesor como por los posibles rivales con los que puede ser comparada.

Stefan Knirsch, director de Desarrollo de Motores en Audi, resume los beneficios que proporciona el nuevo motor. "Gracias al enfoque rightsizing el nuevo motor disfruta de los beneficios en materia de consumos que ofrecen los motores downsizing en funcionamiento a carga parcial, mientras que en los momentos de carga elevada ofrece las ventajas de los motores de gran cilindrada. El resultado es una eficiencia y rendimiento óptimos en toda la gama de revoluciones del motor", dice.

Más allá del nuevo método de combustión, el nuevo motor, con sólo un peso de sólo unos 140 kg., incorpora otras tecnologías eficientes. Por ejemplo, el flujo de refrigerante está controlado con el fin de acortar al máximo posible el tiempo de calentamiento del motor.

El colector de gases de escape también contribuye a lograr estos beneficios al estar integrado en la culata. La reducción de la fricción, así como la utilización en el motor de aceites de baja fricción (OW-20), también incrementan la eficiencia.