La entidad encargada en España de la correcta gestión de los aceites industriales usados, SIGAUS, es consciente de que la formación de los futuros profesionales del sector de la automoción, la mecánica y la industria, que actualmente se forman en las aulas de Universidades y centros de Formación Profesional de toda España, es la palanca de cambio que impulsará una nueva generación mucho más preparada. Una generación que saldrá al mercado laboral con una sensibilidad especial ante el reto que supone la correcta gestión de los residuos y la importancia de preservar un entorno y unos recursos naturales que se encuentran cada vez en mayor riesgo.

El Aula Ambiental se ha consolidado en 2018 como una de las apuestas que mayor impulso ha recibido por parte de SIGAUS, consiguiendo llegar, a través de distintos Convenios de Colaboración, ya firmados o en marcha para su próxima formalización, a alumnos de Grados universitarios, Master de Postgrado y Grados Superiores de Formación Profesional de los ámbitos de la industria, la automoción o la mecánica. ¿El objetivo?: ofrecer a estos futuros profesionales la tecnificación necesaria para saber enfrentarse en el mundo laboral a la retirada, manejo y almacenamiento del residuo de aceite industrial, algo que se encontrarán, más tarde o más temprano, en su labor diaria.

Sigaus Planta Recilado 65

Los alumnos que se preparan para ejercer su profesión en estos sectores son conscientes de que tendrán que hacer frente a este tipo de residuos en sus establecimientos de reparación del automóvil, en las instalaciones industriales en las que trabajen, o cuando llegue el momento de gestionar cualquier planta de producción o mecanizado. También en una planta de energía renovable o en la instalación de calderas de un hospital, un edificio público o un gran complejo hotelero.

De ahí la importancia de que se familiaricen con el aceite industrial usado antes de que abandonen las aulas; de que conozcan los riesgos que supone su no gestión; o la importancia de su papel como profesionales para poner en marcha el proceso que llevará a este residuo a convertirse en un nuevo recurso válido para la fabricación de nuevos productos o para la producción de energía, los dos principales tratamientos de valorización a los que se somete el lubricante usado.

Formación 360 grados

Hasta la fecha, centros como la Universidad Antonio de Nebrija, pionera en España en contar con una Ingeniería Superior en Automoción y Mecánica del Automóvil, la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), a través de su Master en Gestión y Tratamiento de Residuos, las Universidades del País Vasco (UPV/EHU) o de Deusto, con titulaciones como Ingeniería Ambiental, Ingeniería en Diseño Industrial o Ingeniería Mecánica, así como centros de Formación Profesional de referencia como el IES madrileño Virgen de la Paloma -con Grados Superiores en Automoción, Mecánica, Edificación y Obra Civil, o Transporte y Mantenimiento de Vehículos-, son algunos de los centros que ya se han unido al Aula Ambiental SIGAUS.

Sigaus Planta Recilado 2

Precisamente, uno de los pilares sobre los que se sustenta esta iniciativa es la formación fuera de las aulas, en concreto a través de visitas guiadas y explicativas a los centros de tratamiento con los que trabaja la Entidad en toda España. Gracias a estas visitas de campo, los alumnos pueden conocer de cerca cómo funcionan estas instalaciones en las que el residuo se regenera, con el fin de que pueda volver a ser de nuevo aceite lubricante o se convierte en un combustible de uso industrial.

A lo largo de 2019, esta Aula seguirá creciendo, ya que pretende llegar a nuevos centros de Formación Profesional en Madrid como el Instituto de Enseñanza Secundaria Barajas o el IES Isaac Peral, así como a la Universidad de Jaén (UJ), donde se dirigirá a alumnos del Máster en Ingeniería de Transporte Terrestre y Logística, en el que se imparte la asignatura ‘Transporte y Medio Ambiente’.