Todo se inició con una X, que el fabricante alemán BMW empezó a usar a mediados de los 80 para designar aquellos coches con tecnología de tracción en las cuatro ruedas, convirtiéndose 15 años después en una nueva categoría de vehículos.

 

Hace 15 años, el BMW X5 debutó como el primer automóvil con tracción en las cuatro ruedas de la gama X, conquistando rápidamente las carreteras y atrayendo a un nuevo público hacia la marca. Mediante la introducción del BMW X5 en 1999 comenzó la historia de éxito de los modelos BMW X en todos los mercados automovilísticos del mundo.

Hoy en día, la gama BMW X comprende cinco modelos: BMW X1, BMW X3, BMW X4, BMW X5 y BMW X6, complementados con dos automóviles deportivos de alto rendimiento con tracción en las cuatro ruedas de BMW M.

En la actualidad, se encuentra en producción la segunda generación del BMW X6 Sports Activity Cupé y del BMW X3. Por su parte, el BMW X1 garantiza el placer de conducir en el segmento de compactos, mientras el BMW X4 combina dinamismo con elegancia deportiva en segmento de automóviles medianos.

Remarcar que cada uno de estos vehículos ha sido el primer modelo Premium de su clase dentro de su entorno competitivo. La gama va a continuar ampliándose en los próximos años, pues el espectacular y lujoso BMW X7 se encuentra en desarrollo.

Sin duda, los modelos BMW X han tenido una contribución decisiva en hacer del fabricante germano uno de los líderes mundiales en producción de SAV (Sports Activity Vehicle) premium, con una popularidad que sigue en aumento.