El mundo está cada vez más conectado y en ocasiones parece que Internet y la globalización han desarrollado su propio impulso. Sin embargo, algunas compañías, como Bosch, pueden ayudar a dar forma a este imparable avance.

 

En el Consumer Electronics Show Internacional (CES) 2015, que tendrá lugar del 6 al 9 de enero en Las Vegas (Estados Unidos), Bosch mostrará sus soluciones inteligentes diseñadas para que los consumidores puedan tener una vida más confortable, eficiente y segura.

Estas soluciones sostenibles dirigidas a un mundo conectado a través de sensores inteligentes hacen posible sistemas inteligentes de energía, desde la eMobility hasta la conducción automatizada, desde el software inteligente hasta las "Smart cities", desde la telemática hasta la termotecnología, desde los electrodomésticos hasta las herramientas eléctricas.

La conversión de la energía es un área central de especialización dentro de Bosch. Los propietarios de viviendas residenciales y edificios comerciales se pueden beneficiar de las soluciones de Bosch que combinan tecnología y servicios conectándolos de forma inteligente y controlando la generación y consumo de energía y calor. Esto hará que la fuente de alimentación sea aún más inteligente y eficiente, así como más descentralizada.

La experiencia de Bosch en este campo se extiende a varias áreas, pues su know-how es la base de los sistemas de calefacción y control de seguridad. La compañía también ofrece software y tecnología de sensores, así como servicios de gestión energética, monitorización remota y manejo de los procesos de negocio.

Esto permite a los clientes utilizar la energía y los recursos de manera más eficiente, reduciendo así los costes. El Internet de las cosas hace posible que los dispositivos y sistemas en los edificios puedan comunicarse unos con otros.

En 2015, Bosch espera que alrededor del 75% de la población mundial tenga acceso a Internet. Al mismo tiempo, seis mil millones de objetos estarán conectados a Internet.

Este desarrollo traerá también consigo, en los próximos años, cambios importantes en el mercado de la energía y de la tecnología de la construcción y allanará el camino para la entrada de nuevos servicios y modelos de negocio.