La solución integrada de recarga y navegación ‘Convenience Charging’ de Bosch ofrece a los conductores de vehículos eléctricos predicciones precisas sobre la autonomía, planificación de rutas tomando en cuenta las paradas necesarias para recargar, y un cobro y pago sencillo. Con los nuevos servicios de geoposicionamiento, Bosch ayuda a los conductores a aprovechar al máximo el tiempo de recarga, haciendo que la parada sea toda una experiencia. Además, Bosch Convenience Charging incluye servicios de recarga móviles, lo que permite que los conductores recarguen su vehículo eléctrico incluso si no hay un punto de recarga cerca.

Para garantizar que el software del vehículo se mantenga actualizado, cada vez más fabricantes de automóviles están implementando actualizaciones de software basadas en la nube. Como resultado, el software de las unidades de control básicas se puede actualizar tan fácilmente como en un smartphone, sin tener que visitar el concesionario. Bosch ha desarrollado internamente todas las funciones requeridas para estas soluciones inalámbricas, que abarcan desde las unidades de control y la infraestructura de comunicación para el coche, hasta las tecnologías modernas de encriptación y la nube IoT de Bosch. Más de cinco millones de automóviles ya se han actualizado “por el aire” con el software de la suite IoT de Bosch.

Para la comunicación directa “vehículo a todo” (V2X), Bosch ha desarrollado una unidad de conectividad inteligente capaz de comunicarse utilizando todas las tecnologías de transmisión basadas en Wi-Fi o comunicaciones basadas en redes móviles. Los vehículos equipados se pueden comunicar entre sí, así como con su entorno, independientemente de la marca del vehículo o del país en el que se utilicen. Bosch está cooperando con la empresa portuguesa Veniam para gestionar la compleja tarea de administrar las conexiones de datos. El software busca la mejor tecnología de transmisión para cada requisito y cambia automáticamente entre las opciones disponibles. Por lo tanto, mantiene una conectividad continua y sin interrupciones en el vehículo, asegurando que los coches puedan alertarse entre sí de manera fiable sobre accidentes, aproximación a un atasco cercano o presencia de hielo en la carretera.

Por otro lado, las vulnerabilidades en la seguridad IT de los vehículos conectados y automatizados no se limitan solo al automóvil. Los atacantes podrían, potencialmente, obtener acceso a los datos del vehículo o a claves criptográficas durante la producción, o bien los ciberataques podrían usar vehículos conectados para apuntar a sistemas 'back-end'. Por lo tanto, la seguridad holística del automóvil debe combinar la seguridad informática en la fabricación, la seguridad informática integrada y la seguridad informática empresarial. El proveedor de sistemas de seguridad automotriz ESCRYPT, filial de Bosch, desarrolla soluciones de seguridad integradas en toda la cadena de valor, desde la fabricación hasta los vehículos conectados, pasando por los sistemas conectados de back-end y los servicios de movilidad.

Por su parte, la unidad Vivatar es el “ángel de la guarda” digital para las personas en movimiento. Ya sea a pie o en coche, asegura que la ayuda llegue rápidamente cuando se alerta. Con este fin, Bosch ha combinado esta aplicación con el nuevo conector telemático de Vivatar. El adaptador del ‘retrofit eCall’ (eCall como accesorio) se enchufa en el mechero del automóvil y se conecta con una aplicación para smartphone. La unidad Vivatar detecta accidentes de tráfico y, en caso de emergencia, solicita ayuda de forma automática con el asistente de emergencia de Bosch, ya sea si se circula por una carretera secundaria en el propio país o por Europa occidental. La unidad Vivatar también se puede adaptar a modelos de automóviles que no están equipados de serie con un sistema de llamada automática de emergencia eCall.

Igualmente, Bosch utiliza la realidad aumentada (AR), por ejemplo, para formar a los mecánicos a la hora de realizar trabajos complejos de reparación en vehículos. La formación disponible en AR incluye formación para el sistema de alto-voltaje en vehículos. La visualización que permite la realidad aumentada proporciona información detallada sobre la estructura y la funcionalidad de los componentes. En asociación con Microsoft, Bosch es una de las primeras empresas del mundo que puede utilizar sus propias soluciones internas en las nuevas HoloLens 2. Un campo de visión mucho más amplio de los auriculares permite que los mecánicos accedan de un vistazo a más información, lo que les permite mirar objetos grandes de cerca.

Con el fin de comprender mejor la relación entre las diversas fuentes de emisiones y el medio ambiente, Bosch ha desarrollado un nuevo sistema de monitorización de contaminantes en el aire. Estas unidades compactas se pueden desplegar de manera flexible por toda la ciudad, por ejemplo, en los postes de alumbrado público o en las paradas de autobús. Miden las partículas y el dióxido de nitrógeno, así como la temperatura, la presión y la humedad del aire en tiempo real. Bosch utiliza estos datos para confeccionar mapas de calidad del aire y asesorar a las ciudades sobre planificación y gestión del tráfico. En una determinada zona en Stuttgart, con la mayor contaminación del aire de Alemania, la compañía ha demostrado como pueden reducirse las emisiones contaminantes para el nivel de tráfico existente hasta en un 20%, manteniendo la fluidez del tráfico.