Boschcrece2011El Grupo Bosch superó durante el ejercicio pasado sus objetivos de crecimiento. Según las cifras preliminares, la compañía alemana logró unas ventas de 51.400 millones de euros, lo que supone un aumento del 8,8 % frente a 2.010.
Franz Fehrenbach, presidente de la alta gerencia, remarcó el fuerte crecimiento “en nuestro año de aniversario, a pesar de los sucesos económicos tan importantes que se han producido, como el endeudamiento público de los estados y la crisis del euro”. El grupo consigue uno de los porcentajes de crecimiento más elevados desde el año 2.000.

En este sentido, sus ventas crecieron en todas las regiones económicas mundiales: mientras en Europa subió un 9,5 %, con más de 30.000 millones de euros (debido especialmente a la buena evolución registrada en Alemania), en Asia-Pacífico las ventas aumentaron casi en un 9 %, alcanzando los 12.000 millones.
Bosch también fortaleció su presencia internacional: en China, por ejemplo, la empresa amplió la producción de sistemas de regulación de frenos en Suzhou, ciudad cercana a Shanghai. Asimismo, construyó en Vietnam un centro de producción de cadenas para mecanismos de transmisión automática de automóviles y abrió su primera fábrica de software en el sureste de Asia.
Finalmente, debido al buen desarrollo de la firma, el número de colaboradores también aumentó, con más de 20.000 nuevos empleados, llegando a 303.000 el primero de enero de 2.012. El mayor crecimiento se produjo en el Viejo Continente, donde se sumaron 10.300 nuevos profesionales, 5.200 en Alemania, 1.700 en Hungría y 1.600 en Turquía.