BP y Renault han anunciado un acuerdo a través del cual la compañía energética se une al recientemente renovado equipo Renault Sport de Fórmula 1 para apoyarle en su lucha por el Campeonato Mundial durante los próximos cinco años. BP y Castrol proveerán de carburantes y lubricantes, a través de sus marcas BP Ultimate y Castrol EDGE, para la próxima temporada de Fórmula 1, que comenzará en marzo en Melbourne (Australia).

“El regreso de BP y Castrol, dos marcas con una gran tradición en el patrocinio de los deportes de motor, es una muy buena noticia y abre nuevas oportunidades para nuestro equipo de Fórmula 1. El compromiso asumido por BP pone de relieve la constante apuesta de la Fórmula 1 por las principales empresas multinacionales. Estamos muy orgullosos y motivados por tener un socio técnico y patrocinador de este calibre”, ha señalado Jérôme Stoll, presidente de Renault Sport Racing.

“Desarrollar tecnologías líderes en carburantes y lubricantes es una prioridad clave para BP”, ha declarado, por su parte, Tufan Erginbilgic, CEO de BP Downstream. “Este acuerdo crea interesantes oportunidades para los equipos de Renault y BP de trabajar juntos para posicionar nuestras tecnologías de combustibles y lubricantes de vanguardia en el mundo altamente competitivo de la Fórmula 1”.

Según Cyril Abiteboul, director general de Renault Sport Racing, “con las nuevas regulaciones de aerodinámica para la temporada 2017 de Fórmula 1, la relevancia de la potencia aumentará, por lo que los carburantes y lubricantes marcarán una diferencia aún mayor en el rendimiento general del coche. Mayor, incluso, que la que supuso la regulación sobre el nuevo sistema de recuperación de energía, introducida en 2014”.