Reynasa pone en marcha una campaña de recogida de alimentos entre sus empleados y a la que también invita a sus clientes a sumarse. La empresa donará al Banco de Alimentos de Madrid (Delegación del Corredor del Henares) el equivalente en dinero de la cantidad de kilogramos recogidos durante la campaña, que tendrá lugar entre el 9 y el 18 de diciembre.

En palabras de Antonio López, director general de Reynasa, “nos gustaría generar una corriente de solidaridad que llegue a todas aquellas personas de nuestro entorno, y no solo a los empleados y clientes de Reynasa, sino también a sus familiares y amigos a través de ellos, ya que en estos momentos todo suma para poder ayudar a los más desfavorecidos”.

Se trata de una iniciativa que sale del corazón de los empleados de Reynasa, con el objetivo de poder contribuir a luchar contra la lacra del hambre, mediante la recogida de productos de primera necesidad, como aceite, leche, alimentos infantiles, conservas en lata, legumbres, harina, azúcar, así como cualquier otro producto de alimentación no perecedero, todos muy necesarios en un momento de emergencia sanitaria y alimenticia provocada por la pandemia del Covid-19.

Según destaca Antonio López, “es momento de ayudar con el corazón. No importa la cantidad que se aporte, lo realmente importante es contribuir con lo que cada uno pueda para poder llenar las estanterías del Banco de Alimentos”.