El primer grupo en conseguir el sello distintivo “Concesionario protegido frente al Covid-19”, emitido por Faconauto y que cuenta con el asesoramiento técnico de TÜV SÜD, ha sido Carza Gipuzkoa, Concesionario Oficial Peugeot en Guipúzcoa, que ha retomado su actividad siguiendo estrictamente el protocolo de medidas de higiene y prevención tratando de minimizar el impacto del Covid-19.

El sello luce ya en 67 grupos de concesionarios y 400 instalaciones de nuestra país. Además de Carza Gipuzkoa, también han obtenido el sello Copervi, Copersa y Tambo Motor, pertenecientes al grupo Pérez Rumbao. Todos ellos han reforzado sus procesos de desinfección y limpieza diarios, además de contar con equipos de higiene y prevención entre los empleados como mascarillas, guantes y mamparas de metacrilato.

“El fin es garantizar la seguridad de trabajadores y clientes”, explica Carlos Arregui, gerente de Carza Gipuzkoa. “Hemos reforzado los procesos de desinfección y limpieza diarios. Hemos repartido utensilios de higiene y prevención entre nuestros empleados como mascarillas, guantes y mamparas de metacrilato. Nuestro trabajo durante los dos meses de confinamiento ha sido el de prepararnos para la nueva realidad”, añade el gerente de la concesión.

Para el concesionario, “supone un verdadero orgullo contar con el sello distintivo 'Concesionario protegido frente al COVID-19' de Faconauto. Es un reconocimiento a todo el esfuerzo que hemos hecho para instalar barreras de contención y buscar nuevas formas de protección”.

En un vídeo explicativo, el concesionario ha señalado que han delimitado zonas para preservar la distancia de seguridad entre los clientes que accedan a las instalaciones. Respecto a los protocolos en taller, indican que “es de vital importancia la limpieza y desinfección”. Además de la higienización exhaustiva de cada pieza, cuentan con generadores de ozono que ayudan a prevenir cualquier tipo de enfermedad infecciosa.