Schaeffler está mostrando en Motortec Automechanika Madrid el pasado, presente y futuro del taller. En el túnel interactivo de Experiencia RepXpert, que Schaeffler ha creado especialmente para esta feria, se cuenta, de un modo muy gráfico, cómo las herramientas de Schaeffler permiten evolucionar y hacerse más competitivos a los talleres independientes. Gracias a las soluciones que Schaeffler pone a disposición de los profesionales de la reparación -a través su marca de servicios para el taller RepXpert- los talleres independientes pueden reparar cualquier coche, hacerlo con total seguridad y en el tiempo adecuado.

Esta experiencia arranca en 1989, cuando las tareas de un taller aún no se han complicado demasiado y los coches de los clientes son más o menos sencillos. Cuando un cliente llega con un coche con embrague con volante bimasa, el profesional de la reparación tiene que llamar a la tienda de recambios y localizar el despiece de este embrague, lo que supone 20 minutos al teléfono. En uno o dos días tendrá las piezas en su taller. Cuando llegan, se pone manos a la obra, pero hay que buscar algún manual que le indique cómo hacerlo. Ese manual todavía no existe, por lo que hay que volver a llamar a la tienda para conocer los pares de apriete adecuados. Resultado de toda la operación: dos días de espera, 50 minutos al teléfono y 6 horas de mano de obra para una intervención que el servicio oficial realiza en 3 horas.

Gracias al apoyo de Schaeffler, hoy en día el taller independiente puede cubrir las necesidades de un parque compuesto por vehículos más complejos y realizar una reparación en los mismos plazos que un servicio oficial. Cuando llega un cliente con un vehículo equipado con volante bimasa, Schaeffler ofrece las herramientas que permiten realizar la intervención con éxito. Introduciendo el modelo del vehículo en una tablet se localiza en unos segundos la solución de mantenimiento de Schaeffler, que incluye todo lo necesario para una intervención adecuada. Para pedir la pieza al proveedor solo hay que saber la referencia, y en el mismo día se puede tener el RepSet DMF. Antes de que llegue, se puede descargar el manual, confirmar si hay alguna información de servicio o si es necesario emplear alguna herramienta especial. Y además, Schaeffler ofrece asistencia técnica con una sola llamada de teléfono. Resultado: no hay ningún problema para sustituir ese elemento en los 150 minutos estimados para esta intervención. El ahorro de tiempo y la calidad de la reparación son mucho mayores.

Schaeffler calcula que, en 2030, de cada 100 vehículos, el 70% tendrá un motor de explosión, y otro 30% tendrá un motor eléctrico. Esos vehículos necesitaran mantenimiento y, con el apoyo de Schaeffler, los talleres independientes podrán mantener un amplio abanico de vehículos y tecnologías.

Para reducir, aún más, el tiempo necesario para acceder a la información y realizar nuestro trabajo, la digitalización seguirá avanzando y se emplearán gafas de realidad aumentada. Estas gafas proyectan imágenes sobre la visión real, por ejemplo, al apretar una tuerca, el sistema proyecta el par de apriete idóneo; o al sustituir un elemento, se van mostrando los pasos a seguir y otras informaciones de apoyo. Y a través de las gafas, el profesional de la reparación puede contactar con un técnico de soporte remoto de RepXpert para resolver dudas en tiempo real, con la ventaja de que ambos estarán viendo exactamente la misma imagen real de ese elemento mecánico.