ConcesionariosEs una evidencia que no corren buenos tiempos para el mundo del motor, pues todos los servicios derivados de este sector han sufrido una importante caída desde hace cinco años. Sin embargo, de todos ellos, el de la posventa es el que menos ha padecido las consecuencias de la coyuntura económica, por un motivo claro: se repara más y no se compra.

Gt Motive, empresa de valoración de siniestras, averías y mantenimientos, ha elaborado un estudio que revela que los concesionarios llevan a cabo 11 millones de reparaciones al año, con un valor de mercado de 3.400 millones de euros, a pesar, recordemos, que la actividad de los centros se ha reducido en los últimos dos años en un 31,4 %.

El informe, realizado en el conjunto de talleres de España, señala que del total de reparaciones, el 87 % son de mecánica y el 13 % de carrocería.

Para Miguel Sánchez, Global Marketing Manager, “en el marco de la situación económica actual, numerosos talleres y concesionarios se plantean si todo el esfuerzo de años en adaptarse a una serie de procesos y tecnologías de la información ha sido el adecuado, sobre todo los concesionarios que han sufrido en los últimos dos años un descenso considerable de su actividad”.

En palabras de Alfonso Nogueiro, director general de Faconauto, para que el concesionario recupere negocio es necesario que el mercado de vehículo nuevo retorne a la senda de crecimiento.