Continental ha presentado sus datos preliminares de negocio correspondientes al segundo trimestre de 2020, que son superiores a las estimaciones promedio de los analistas. Así, las ventas consolidadas en el segundo trimestre del año fiscal actual ascendieron a 6.620 millones de euros y el margen operativo ajustado fue del -9.6%. El crecimiento orgánico interanual (ajustado por los cambios en el alcance de la consolidación y los efectos del tipo de cambio) fue del -39.8%.

En cuanto a la división Automotive Technologies, las ventas ascendieron a 2.560 millones de euros y el margen operativo ajustado se situó en el -18,1%. El crecimiento de las ventas orgánicas llegó a -45.6%. Respecto a la división de neumáticos, sus ventas ascendieron a 2.962 millones de euros y el margen operativo se situó en el 1.2%. El crecimiento orgánico de las ventas llegó al -33.1%. Por último, en su división de motores Powertrain Technologies, las ventas alcanzaron los 1.131 millones de euros y el margen operativo ajustado fue de -16.3%. El crecimiento orgánico de las ventas llegó a -40.8%.

Después del segundo trimestre de 2020, el flujo de caja libre antes de adquisiciones y desinversiones fue de -1.782 millones de euros (segundo trimestre de 2019: -29 millones de euros). La disminución se debe principalmente a una menor cifra de EBIT (antes de costes extraordinarios no recurrentes) en comparación con el mismo período del año anterior, así como a los efectos negativos sobre el capital activo. Estos últimos son el resultado de la volatilidad de las ventas en las últimas semanas, que se espera que se neutralicen nuevamente si la tendencia comercial continúa.

A fecha 30 de junio de 2020, las reservas de liquidez de Continental ascendieron a más de 10.000 millones de euros, que consistían en efectivo y equivalentes de efectivo de aproximadamente 2.500 millones y líneas de crédito no utilizadas de cerca de 7.700 millones. A finales del primer trimestre de 2020, las reservas de liquidez alcanzaban los 6.800 millones de euros. En mayo y junio, Continental colocó tres bonos con un volumen total de más de 2.100 millones de euros y también amplió su línea de crédito con sus bancos centrales en 3.000 millones.

Aunque la situación comercial mejoró sustancialmente en el transcurso del segundo trimestre, el entorno continúa caracterizándose por una considerable incertidumbre debido a la pandemia del coronavirus. Por lo tanto, sigue siendo difícil evaluar posibles consecuencias adversas sobre la producción, la cadena de suministro y la demanda. Por esta razón, Continental todavía se abstiene de ofrecer una perspectiva para el año comercial 2020.

Continental informará sobre informe provisional para el primer semestre de 2020 el 5 de agosto de 2020.