Con una inversión de alrededor de 100 millones de euros, Continental está ampliando sus instalaciones en Lousado (Portugal). La nueva fábrica se utilizará para producir neumáticos radiales para obra civil, minería y puertos con una llanta superior a 24 pulgadas. Durante la fase inicial, se crearán más de 100 nuevos empleos. Hasta la fecha, la planta portuguesa emplea a más de 2.000 personas.

“Gracias a las inversiones y la capacidad adicional creada, seguimos con la estrategia de crecimiento de la división de neumáticos. Los segmentos de puertos, obra civil y minería son áreas clave de desarrollo en el mercado de neumáticos de especialidad. Las nuevas líneas de producción reflejan claramente nuestro compromiso con estos segmentos y con el mercado general OTR”, ha comentado Christian Kötz, miembro del consejo ejecutivo de Continental y responsable de la división de neumáticos.

La nueva planta de producción se sitúa en los terrenos adyacentes a la fábrica de neumáticos agrícolas radiales inaugurada en 2017. Equipada con maquinaria de fabricación de neumáticos y dispositivos automatizados de última generación, está diseñada para producir neumáticos radiales al tiempo que se mantienen los estándares más ergonómicos. Una vez que esté a pleno rendimiento, las líneas de producción entregarán tres gamas completas de neumáticos OTR. Además de las nuevas instalaciones, el centro de investigación y desarrollo de Lousado está también ampliándose y se utilizará para realizar test continuos de rendimiento y calidad de todos los neumáticos agrícolas, de puertos y de movimiento de tierras.

Además de los neumáticos agrícolas, de puertos, obra civil y minería, en Lousado también se fabrican neumáticos para turismos con una producción de alrededor de 18 millones de unidades. En los últimos años, Continental ha invertido casi 150 millones de euros para aumentar la fabricación de neumáticos de turismos, incrementando la producción de neumáticos de altas prestaciones y empezando la producción de neumáticos agrícolas en Lousado. Inversiones como éstas responden a la estrategia a largo plazo Vision 2025 de Continental Tire.

Además de en Lousado, Continental ha invertido en varias ampliaciones de instalaciones y centros tecnológicos, incluida la planta de neumáticos para vehículos comerciales en Clinton (Mississippi, Estados Unidos); en aumentar la capacidad en otras plantas de neumáticos, como Sumter (Carolina del Sur, Estados Unidos) y en proyectos como el Automated Indoor Braking Analyzer (Analizador Automático Interior de Frenada) en el Contidrom Proving Grounds de la compañía, cerca de Hannover (Alemania); el nuevo centro de pruebas en Uvalde (Texas, Estados Unidos), o el Centro de Tecnología de Alto Rendimiento en Korbach (Alemania).