Además de recomendar la revisión del coche antes de cada viaje, Endado.com ha elaborado una lista con las averías más costosas, entre las que se encuentran la correa de distribución, los inyectores y el turbo, cuyo reemplazo puede oscilar entre los 1.000 y 2.000 euros. Marzo, junio y julio son los meses donde más recambios para el vehículo se compran, según la tienda online.

A pesar de que neumáticos y frenos se encuentran entre las averías más frecuentes, el lista de Endado.com lo encabeza el turbo.

1. Turbo. Su mal funcionamiento se puede deber a un defecto en la fabricación o a circular con el motor demasiado revolucionado o a un exceso de temperatura o a falta de engrase, etc. La reparación, dependiendo de la marca y el modelo del vehículo, puede oscilar entre los 1.000 y los 5.000 euros.

2. Inyectores. Los problemas suelen estar provocados por su uso y, en ocasiones ,por la mala calidad del combustible o por virutas de suciedad alojadas en el circuito, lo que provoca su obstrucción imposibilitando su limpieza. En este caso, lo lógico es que se averíen de forma individual, aunque también pueden dañarse varios a la vez, lo que indicará un desgaste progresivo de los mismos. “El coste medio de la sustitución de todos los inyectores depende del tipo de motor, pero rondaría los 2.000 euros”, indica José Antonio Sánchez, co-fundador de Endado.com.

3. Correa de distribución. Tiene la función de sincronizar el giro de la polea del cigüeñal con el piñón del árbol de levas para que las válvulas abran y cierren en su punto exacto. Cuando ésta se rompe, no hay sincronización, por lo que el pistón toca con las válvulas y estas se doblan. Para evitar esta avería, cuyo reemplazo oscilará entre los 250 y los 2.000 euros, lo idóneo es sustituirla cada 80.000 kilómetros o a los tres años.

4. Módulo de control motor. La avería de este elemento puede surgir, entre otras cosas, debido a un fallo general en la tensión del vehículo, al agua en su interior, a elementos internos deteriorados o a un fallo general de algún sistema independiente. Si esto ocurre, hay que sustituir el módulo ya que su mal funcionamiento provoca que el motor funcione incorrectamente o que deje de funcionar totalmente. El precio estimado de reparación ondea entre los 650 y 2.500 euros.

5. Bomba de gasoil - Bomba de alta presión. Entre los principales motivos de esta avería destaca la mala calidad del combustible, el agua en el combustible, las virutas de metal provocadas por rozamientos indebidos, fallo de los elementos eléctricos y electrónicos internos. En este caso, la reparación podría rondar entre los 600 y 2.000 euros.