Delphi Automotive lanza estos días su sistema de conexión CTCS (sistema de conexión compacto para transporte) en el marco del salón Electrónica 2016, que se celebra en Munich (Alemania). El CTCS se ha diseñado específicamente para el mercado del transporte y sus requisitos en vehículos pesados, entre los que se incluyen resistencia a temperaturas de funcionamiento elevadas, vibración y condiciones ambientales extremas.

Este sistema se puede utilizar prácticamente en cualquier elemento del vehículo, incluidos el motor, el compartimento del motor, el chasis y las aplicaciones de la cabina. El CTCS ayuda a cumplir con los cambios de la normativa en materia de emisiones, además de contribuir a que los fabricantes de equipo original para vehículos comerciales puedan ofrecer modelos respetuosos con el medio ambiente.

Asimismo, Delphi presenta en el certamen su Hub Dual Role, una tecnología que permite a los fabricantes de automoción que el Carplay de Apple funcione de forma simultánea con otros dispositivos. El circuito integrado específico para aplicaciones USB (ASIC) personalizado posibilita que, tanto la radio del coche como el iPhone, sean reconocidos como dispositivos "anfitriones" simultáneamente. La solución de Delphi, que ha recibido un Premio PACE 2016, es el único circuito integrado conocido en el mundo que dispone de funcionalidad como 'hub' y de conexión 'host-to-host', además de ofrecer un paquete más pequeño y rentable.

La tecnología del futuro, como la conducción autónoma, los cuadros de instrumentos multicapa en 3D y la inteligencia predictiva, exigirán más velocidad de datos, por lo que ésta aumentará considerablemente, según destacan desde Delphi. La capacidad de procesamiento actual de 175 megabits por segundo se disparará hasta más de 2 gigabits por segundo de media en los vehículos del futuro, lo que repercutirá enormemente en la arquitectura eléctrica.

La solución Ethernet AMEC (conector Ethernet modular automatizable) de Delphi, basado en una arquitectura abierta, ofrece comunicación de datos a alta velocidad con un diseño modular y ampliable. Mediante su utilización de cables no apantallados con terminales estándar 050, representa el mejor rendimiento en un diseño miniaturizado.

En el salón Electronica, Delphi también ofrece en primicia una nueva "Exposición sobre Innovación en Arquitectura Eléctrica y Electrónica", que destaca la función esencial de los sistemas de conexión. La pantalla transparente del coche pone de relieve que, para gestionar unos contenidos y complejidad del vehículo que son cada vez mayores, se necesita una arquitectura eléctrica de primer orden. En la actualidad, los vehículos cuentan de media con 280 conexiones para controlar la potencia, el diagnóstico y la comunicación de señales. Se prevé que en 2020 el número de conexiones se incremente en un 25% y llegue a 350.