Delphi Technologies Aftermarket presenta el Excalibur GDi Master de Hartridge en Motortec Automechanika Madrid. Esta compacta máquina de mesa es capaz de comprobar tanto los sistemas GDi como los PFi y constituye la última incorporación al programa de servicios para GDi, junto con la gama de equipos de limpieza ultrasónica.

Además de las bombas para equipo original, los inyectores y los kits de juntas para los vehículos más populares del Grupo PSA, las herramientas electrónicas e hidromecánicas de diagnóstico para todas las marcas y la formación, esta nueva funcionalidad ofrece a los talleres la oportunidad para lograr mayor rentabilidad en el creciente mercado de servicios para inyección de gasolina.

“Se estima que más del 80% de los camiones ligeros vendidos en 2030 tendrán un motor de combustión interna. La mayoría serán de gasolina, con un creciente número de ellos GDi”, explica Adam Lee, director de la unidad de negocio de Hartridge en Delphi Technologies Aftermarket. “Calculamos que el mercado global de aftermarket crecerá más de un 30% en Europa entre los próximos cinco a diez años, lo que supondrá una gran oportunidad para los talleres que cuenten con las herramientas adecuadas y los conocimientos para prestar servicio a este tipo de vehículos”.

El Excalibur GDi Master de Hartridge, una de las muchas soluciones de comprobación de nueva generación para todas las marcas, ofrece a los talleres la capacidad de diagnóstico de sistemas GDi, tanto en su variante de bobina como piezoeléctricos hasta 235 bar, además de la tecnología de inyectores PFi. Con la misma plataforma galardonada y software MagmahTouch que las series Sabre CRi y Toledo HEUi Master, esta máquina plug and play permite realizar una comprobaciónexhaustiva en apenas cinco minutos.

Gracias a la tecnología Full Event Response Time (FERT), el Excalibur GDi Master puede comprobar la correcta sincronía entre el suministro y la inyección de combustible, dos parámetros esenciales en la tecnología GDi. Esta máquina también incorpora una funcionalidad back-flush integrada para purgar el inyector de contaminantes antes de iniciar el test, un módulo único de análisis de patrón de pulverización para determinar si el patrón de pulverizado de la tobera es el adecuado, además de una extensa biblioteca de planes de pruebas automatizados y validados de Hartridge, que hacen que el sistema sea más rápido y fácil de utilizar.

Al estar localizados en la cámara de combustión del motor, los inyectores GDi son proclives a una elevada acumulación de carbón. Para solucionar este problema cada vez más común, Hartridge también ofrece una gama de tanques de limpieza por ultrasonidos de acero inoxidable. Con unos ciclos de limpieza de entre uno y tres minutos, eliminan rápidamente los depósitos de carbón más persistentes, garantizando una limpieza más profunda y rápida que otros métodos.

El Excalibur GDi Master y el equipo de limpieza por ultrasonidos son las últimas incorporaciones al programa de servicios GDi de Delphi Technologies. Este programa integral, presentado en España también en Motortec, incluye bombas, kits de juntas e inyectores montados como equipo original en más de 2,1 millones de vehículos del Grupo PSA, con más aplicaciones que se lanzarán a lo largo de este año. También incluye herramientas de diagnóstico electrónicas e hidromecánicas y formación, que ofrecen una capacidad GDi más amplia y para todas las marcas.