CoolDrive, proveedor de recambios de automoción para el mercado australiano, se ha convertido en accionista de Temot International a partir del 1 de marzo. De esta forma, el grupo expande significativamente su presencia en un mercado en crecimiento, que también es clave para la estrategia de la Región Asia Pacífico (APAC).

Desde su creación en 1977, CoolDrive ha sido propiedad y está dirigida por la familia Blanchard. Tiene una facturación anual de 160 millones de dólares australianos (100 millones de euros), emplea a 470 personas y cuenta con un total de 33 sucursales en Australia y Nueva Zelanda.

Fundada como especialista en sistemas de aire acondicionado, la compañía actualmente almacena alrededor de 60.000 piezas de las áreas de productos de aire acondicionado, refrigeración del motor, accesorios eléctricos, iluminación, herramientas y equipos, gestión del motor, filtración, suspensión, frenos y embrague. Su cartera incluye todas las principales marcas internacionales de posventa.

A pesar de las largas distancias, gracias a una cadena de suministro efectiva, CoolDrive puede entregar productos al 90% de los clientes australianos en sólo dos horas después de recibir un pedido. La compañía opera un almacén australiano con una capacidad de 36.700 metros cuadrados y un centro logístico adicional en Shanghai con otros 25.000 metros cuadrados. También cuenta con "iShop", una tienda online con catálogos, precios y disponibilidad.

“Estamos muy contentos de darle la bienvenida a CoolDrive a nuestra red. La medida es coherente con nuestra estrategia de ganar los mejores socios locales y poner énfasis en negocios familiares firmemente enraizados en sus respectivos mercados”, comenta Fotios Katsardis, presidente y CEO de Temot International. “Esperamos un crecimiento a largo plazo tanto en Australia como en la región APAC, y esperamos formar un futuro exitoso junto con CoolDrive, una compañía que comparte nuestra visión y nuestros valores”.