El fabricante de componentes BorgWarner acordó recientemente la compra de Remy International Inc, firma de motores eléctricos e híbridos, por alrededor de 950 millones de dólares (unos 863 millones de euros) para competir mejor en este segmento.

 

La oferta de BorgWarner de 29,50 dólares (26,8 euros) por acción representa una prima del 44% al precio de cierre de Remy de 20,53 dólares (18,6 euros) el viernes.

BorgWarner es uno de los mayores proveedores de tecnología de turboalimentación, utilizados cada vez más por los fabricantes de automóviles para impulsar la economía de combustible y cumplir los requisitos de rendimiento de la gasolina y las emisiones más estrictas.

"La cartera de motor híbrido (Remy tiene la mayor instalación de producción de motor híbrido y pruebas en América del Norte) debe ayudar a BorgWarner en la progresión de la tecnología híbrida", expuso el analista de RBC Capital Markets LLC Joseph Spak.

El acuerdo, cuya finalización se espera para el cuarto trimestre, tiene un valor de empresa de 1,2 millones de dólares (1,09 millones de euros), aseveró BorgWarner.