EMM presenta unas innovadoras esponjas de pulir, un valioso complemento al proceso de pulido que proporcionan un acabado perfecto.

Señalar, en este sentido, que este producto Colad ha sido desarrollado en el Centro EMM para el Conocimiento y la Formación, en estrecha colaboración con sus distribuidores y usuarios finales.

 

Así, la esponja de pulir Colad ultrafina es de sólo 10 mm. de grosor y está hecha en material de última generación, para que no se rompa o se deshaga.

De la misma forma, debido a su delgada superficie, el pulimento seco puede limpiarse completamente después de cada trabajo, sin dejar restos de residuos.

Esto evita la creación de rayas y hologramas en la superficie pulida. La esponja es extra flexible, ideal tanto para el pulido en superficies planas como redondeadas.

Estas esponjas son también muy rentables, pues tienen una vida útil más larga al ser 100% lavables. Después de lavarlas con agua, se pueden reutilizar varias veces.