Enganches Aragón acaba de poner en marcha dos nuevos robots de soldadura automática en la planta del polígono Malpica, en Zaragoza. Con esta maquinaria, que se utiliza para fabricar los cuerpos de los enganches de vehículos, la compañía pretende mejorar la calidad de las piezas soldadas y aumentar la seguridad de los trabajadores de producción.

Los nuevos robots no emiten proyecciones durante el proceso de soldadura ni humos contaminantes. Además, los nuevos robots, que funcionan por arco pulsado, tienen un sensor de zona para paralizarse automáticamente si detectan alguna pieza o alguna persona cerca.

Los dos robots de soldadura automatizada permiten también una mejor fusión del hierro y acabados en las piezas soldadas que unen los cuerpos de los enganches, además de optimizar mejor los tiempos, puesto que se pueden programar las series de los diferentes vehículos y llevar un registro informatizado de todas las tareas.

Bancos fatiga Enganches Aragon

“Queremos seguir siendo líderes en la fabricación de enganches en España y, por ello, realizamos inversiones que ayudan a mejorar nuestros productos”, ha explicado Fernando Benito, director general de Enganches Aragón, quien recuerda, asimismo, que durante este año se ha llevado a cabo una reforma completa del laboratorio de ensayos en la que se han invertido 65.000 euros.

Actualmente, la compañía se encuentra inmersa en un plan de digitalización y mejora de todos sus procesos productivos. De cara a 2021, la intención de Enganches Aragón es lanzar nuevos productos al mercado.