Exide ha renovado completamente su gama de baterías para turismo. Y lo ha hecho "por dentro y por fuera", esto es, no se ha limitado a un mero cambio de imagen, sino que ha incorporado tecnologías de última generación a cada una de sus líneas de producto. En todos los casos, en el exterior, se ha renovado la apariencia y etiquetado. Se ha incluido en la etiqueta un código QR para facilitar la identificación de la batería idónea para su vehículo por parte del usuario. Y además se ha tratado de incluir la máxima información posible para el profesional y el conductor, mediante iconos, para que ambos obtengan una panorámica de las características de cada gama y batería de forma muy visual.

Los vehículos con tecnología Start-Stop actualmente suponen sólo el 15% del mercado europeo, pero se espera que esta cifra crezca hasta el 50% en los próximos cinco años. Para estos automóviles, Exide cuenta con las baterías AGM y EFB.
La gama "top", las baterías AGM han avanzado hacia su segunda generación. Así, estas nuevas baterías permiten hasta cuatro ciclos más de carga que un acumulador convencional -mientras que las anteriores AGM sólo ofrecían tres veces más ciclos de carga-. Además, se ha duplicado el número de referencias (de 3 a 6) para dar cobertura a la cada vez mayor presencia de los vehículos con sistema Start Stop en el mercado. Y se ha mejorado la resistencia de estas baterías contra el calor, uno de los puntos débiles demandados por los constructores de vehículos, y que permite instalar estas baterías en la zona del motor sin protección termica.
La gama de AGM de Exide se lanzó al mercado en 2004. 4 años más tarde se presentaba la gama EFB, también pensada para automóviles con Start-stop pero enfocada a coches más pequeños y con menores necesidades energéticas. La gama EFB de Exide, que antes permitía el doble de ciclos de carga y descarga que las baterías convencionales, aumenta sus prestaciones en un 50%, hasta ofrecer hasta tres veces más ciclos de carga.
La última de las novedades en baterías con tecnología AGM son las baterías auxiliares. En los coches de gama alta es cada vez más frecuente el uso de un segundo acumulador, con el fin de mantener una tensión estable, sin oscilaciones, y no dañar circuitos y sensores. Pues bien, Exide ha presentado una gama de estos acumuladores compuesta por 3 referencias que cubren la mayor parte del parque circulante actual.
Desde Exide, además, no han querido olvidar sus gamas más tradicionales. Es el caso de su gama Premium, que también ha sido actualizada. Así, se ha incluido un aditivo basado en el carbono que permite una carga 1,5 veces más rápida que una batería convencional y un 30% más de potencia de arranque. Además, esta batería cuenta también con una nueva tecnología de rejilla (denominada 3DX) que retrasa la corrosión, prolongando la vida útil de la batería. Este tipo de rejilla hasta ahora estaba reservado únicamente para las baterías AGM y EFB, pero ahora se ha incorporado al resto de la gama, incluyendo también la gama de baterías de menor precio, que también se han renovado, ya que ahora cuentan con un laberinto más complejo (lo que las hace más seguras, al retardar al máximo un posible derrame a causa de un vuelco) y con una nueva tapa, mucho más resistente.
Todas estas novedades serán presentadas con detalle en Automechanika Frankfurt y ya se están comenzando a servir a los distribuidores para su comercialización en el mercado español.