El pasado viernes, 11 de septiembre, falleció en Sevilla Manuel Jiménez-Maña Estrada a los 82 años de edad. Su contribución fue decisiva para el desarrollo del proyecto empresarial que hoy conocemos como Jiménez Maña Recambios, una empresa familiar de tercera generación que vivió durante su segunda generación, con Manuel al frente, los años de gran desarrollo, entre las décadas de los 80 y 90.

La huella dejada por Manuel Jiménez-Maña Estrada se deja sentir no sólo en el indudable crecimiento alcanzado durante sus años de gestión, sino también en el carácter de la propia empresa y en la pervivencia de valores firmemente arraigados a su personalidad como compañía.

Esos valores forman en la actualidad parte de la filosofía de la firma, en el marco de su modelo de gestión, basado en la Dirección por Misiones. Sobresalen la confianza, el espíritu de servicio, el trabajo en equipo o la innovación, entre otros.

Los hijos de Manuel Jiménez Maña se comprometen desde la tercera generación a seguir proyectando hacia el futuro esos valores a través de una gestión empresarial honesta y comprometida, afianzando su posición de liderazgo en la distribución de repuestos para vehículos en el mercado andaluz.