Este nuevo acuerdo prevé, sobre todo, continuar la producción por parte de la joint-venture de los furgones grandes Fiat Ducato, Peugeot Boxer y Citroën Jumper, así como una producción complementaria para cubrir las necesidades de las marcas Opel y Vauxhall.

Para responder al previsto aumento de la demanda, FCA y Groupe PSA han decidido incrementar la capacidad de producción de la planta de Sevel desde 2019, con el refuerzo potencial deequipos adicionales. Además, el acuerdo incluye el uso, a medio plazo, de cierta capacidad de producción complementaria de Groupe PSA para el montaje de determinadas versiones de los furgones grandes de las marcas Peugeot, Citroën, Opel y Vauxhall.

La planta de Sevel, inaugurada en 1981 en Val di Sangro (Atessa, Italia), emplea a 6.200 trabajadores y ocupa una superficie de 1,2 millones de metros cuadrados. Es la fábrica de producción de vehículos comerciales ligeros más grande y más flexible de Europa, capaz de fabricar una amplia gama de configuraciones. La planta acoge una “Academy”, centro de excelencia donde los empleados pueden formarse y reforzar sus competencias, además de realizar simulaciones y crear soluciones innovadoras.