First Stop cerrará 2019 con más de 130 puntos de venta 3.0, el nuevo modelo de taller que la red de talleres especializados en neumáticos y mantenimiento integral del automóvil presentó en 2017. Basado en el desarrollo y aplicación de las nuevas tecnologías, First Stop 3.0 "mejora la eficiencia, rentabilidad y profesionalidad de los talleres, además de ofrecer una experiencia a los clientes con mayores niveles de seguridad, transparencia, atención y calidad", afirman desde la red.

Gracias a este nuevo concepto de taller, la red ha incrementado la rentabilidad y el tráfico a los puntos de venta. Entre las herramientas que ofrece First Stop 3.0 a sus asociados destaca el RPM (Proceso de Gestión del Punto de Venta), sistema accesible desde cualquier dispositivo móvil que permite a los talleres tener una visión más global de la gestión, mejorando así las cifras de facturación.

El objetivo final del concepto de taller First Stop 3.0 es mejorar la experiencia del cliente que, a través de la web o la App, puede tener un servicio más personalizado.

Por otro lado, First Stop se ha posicionado también como especialista en soluciones de movilidad, gracias a los nuevos servicios de asistencia y recargas eléctricas que ofrecen a flotas y consumidores. La enseña cuenta con una red propia de 100 puntos de recarga en las principales provincias españolas para dar cobertura eléctrica, además de ofrecer una amplia flota de furgonetas eléctricas equipadas con cargador eléctrico (vehículo pionero en Europa reconocido por la Oficina Española de Patentes y Marcas como Modelo de Utilidad) y de motos eléctricas, que ofrecen servicios sencillos de mecánica 'last mile'.