Las compañías Ford y Samsung y Ford acaba de desvelar que están trabajando juntos en el desarrollo de un nuevo tipo de batería más ligera y eficiente para automóviles.

Así, este nuevo dispositivo incorpora un sistema dual que combina tecnología de ion de litio y ácido de plomo para incrementar la vida útil de la batería en automóviles con sistemas start/stop.

Todavía en fase de investigación, este tipo de baterías podría proporcionar una solución a corto plazo para una mayor reducción del dióxido de carbono y, sobre todo, para alargar la vida de las baterías que se instalan en los Ford con sistema start/stop, que actualmente son un 70% de la flota de la marca norteamericana.

Los ingenieros de ambas empresas aseguran que las baterías de litio se utilizan normalmente en la electrónica de consumo, pues son más ligeras, además de otros tipos de baterías, que también los hacen ideales para el vehículo de alta densidad energética.

Señalar al respecto que la tecnología de la batería está avanzando rápidamente y las de iones de litio podrían algún día reemplazar completamente las baterías tradicionales de plomo-ácido de 12 voltios, proporcionando una mejor eficiencia de combustible para los conductores.

Las baterías de litio utilizadas actualmente en vehículos eléctricos de Ford son un 30% más pequeñas que las híbridas anteriores, hechas de níquel -metal-hidruro, y ofrecen aproximadamente tres veces más potencia por célula.

El concepto de la batería ultraligera brinda asimismo una reducción de peso de hasta el 40%. Debido a ello, la combinación de la batería con otras soluciones de reducción de peso, tales como el vehículo Ford Lightweight Concept, podría dar lugar a un ahorro adicional en el tamaño y el peso del vehículo en general, una mayor eficiencia y rendimiento.