Groupe PSA y Punch Powertrain han firmado un acuerdo para la creación de una segunda joint-venture y extender su alianza estratégica en el campo de la electrificación. Punch Powertrain contará con el control mayoritario (61%/39%) en la nueva empresa conjunta, que diseñará, producirá y suministrará la transmisión de doble embrague DT2 de la compañía para la próxima generación de vehículos microhíbridos (MHEV) e híbridos enchufables (PHEV).

La joint-venture, que abastecerá inicialmente a Groupe PSA para sus operaciones a escala mundial, tiene como objetivo proveer de este componente a otros fabricantes de automóviles en los cinco continentes. El acuerdo de creación de esta empresa conjunta está sometido a aprobación a través de los procedimientos reglamentarios habituales.

“Nuestra estrategia de fabricación está clara y tiene como objetivo una integración vertical de los componentes, especialmente en tecnologías clave como los grupos motopropulsores electrificados. El reto que nos espera va más allá de la reducción de costes: se trata de la electrificación a un precio asequible, en línea con nuestra razón de ser”, ha declarado Olivier Bourges, vicepresidente ejecutivo de Programas y Estrategia y miembro del Directorio de Groupe PSA.

Por su parte, Jorge Solís, director general de Punch Powertrain, señala que “a lo largo de los últimos 45 años, Punch Powertrain ha innovado constantemente en materia de tecnologías de transmisión innovadoras y económicas. Esta nueva empresa conjunta será la punta de lanza de la industrialización de nuestra próxima generación de transmisiones para vehículos híbridos enchufables, tanto para Groupe PSA como para otros constructores automovilísticos en todo el mundo”.

Punch Powertrain aportará todas las actividades ligadas a su línea de producto DT2, incluidas las funciones de ingeniería, fabricación y soporte al mejor nivel mundial a la nueva entidad, que debería estar operativa de aquí al tercer trimestre de 2020. También transferirá a la nueva entidad jurídica sus actuales instalaciones ligadas a la tecnología DT2, situadas en Sint-Truiden (Bélgica) y Eindhoven (Países Bajos). Por su parte, Groupe PSA invertirá capital en esta empresa conjunta.

La nueva joint-venture "Punch Powertrain PSA e-transmissions" suministrará las transmisiones automáticas innovadoras, ultraeficientes y compactas de Punch Powertrain. Conocida bajo la denominación DT2, esta transmisión de doble embrague es la primera del mercado en integrar un motor eléctrico en un vehículo microhíbrido. Esta empresa conjunta ofrecerá un solución 48 V para equipar vehículos microhíbridos (MHEV), lo que se traducirá en un importante ahorro de combustible y en una reducción de las emisiones de CO2 respecto a los vehículos con motor térmico. Se ha diseñado también una variante de alta tensión de la DT2 para vehículos híbridos enchufables (PHEV), que permite una conducción totalmente eléctrica.

En abril de 2019, Groupe PSA y Punch Powertrain firmaron incialmente un acuerdo para establecer su primera joint-venture "Punch Powertrain PSA e-transmissions assembly". Esta empresa conjunta ensamblará la futura generación de transmisiones electrificadas (e-DCT) en la planta de Groupe PSA en Metz (Francia) a partir de 2022. Esta transmisión estará presente en la próxima generación de vehículos híbridos de Groupe PSA.