"El Grupo Car Condal es una empresa familiar con un claro fin, dar la máxima calidad de servicio con un alto aporte de valor añadido a nuestros clientes, ya sean automovilistas particulares o compañías", asegura Albert Solana, director comercial de esta prestigiosa red de talleres radicada en Cataluña. Para ello cuenta con las herramientas de Connection Soft Service (CSS).

 

Se trata de un grupo empresarial con más de treinta años de experiencia en el sector de la automoción, que, desde sus inicios, allá por el año 1975, hasta nuestros días, ha ido evolucionando con los tiempos, adaptándose con éxito a las nuevas necesidades del mercado y a los cambios de ciclos económicos.

El grupo alberga un total de once talleres, con unas instalaciones de 17.000 m2, de las que aproximadamente el 80% de las mismas están dedicadas a chapa y pintura.
Respecto a los retos a los que han de hacer frente en la actualidad las empresas de reparación de automóviles, Solana tiene claro que "el principal es la contención de costes ante el incremento constante de competitividad, de calidad y servicio que debes dar a los clientes, manteniendo tu rentabilidad".

Por ello, su equipo de responsables y operarios del Grupo Car Condal está constantemente realizado cursos de formación impartidos por nuestros propios proveedores para controlar dicha variable.

En este sentido, la tecnología ha venido también a cambiar la gestión de los siniestros, reconoce. "Efectivamente, los clientes particulares y profesionales demandan servicio, servicio y más servicio, al mejor precio, y sin perder un ápice de calidad".

Tienen que estar preparados para ofrecer la máxima flexibilidad y adaptabilidad en cada caso, para ser sensibles a las necesidades de cada cliente, capaces de ofrecer un modelo a la medida de cada uno pero manteniendo su esencia del trabajo. La correcta gestión de la empresa contribuye a que podamos hacerlo posible", recalca.

De hecho, insiste Solana, hoy no se puede ser eficiente y rentable sin una adecuada gestión de la empresa. Quien no se preocupa de la gestión integral de su empresa o taller, no puede competir ante las exigencias del mercado. La importancia de este capítulo es vital.

En su caso, las herramientas de gestión de CSS y su tecnología en la nube les permite realizar el control de gastos, monitorizar los costes y saber en cada momento en qué situación está la compañía. "Hoy es imposible estar en este mercado sin una herramienta como la que ofrece CSS, que además, en su caso, les permite el control de mando de todos los talleres desde nuestras oficinas centrales".

Sin duda, concluye el dirigente, más allá de la gestión pura de los talleres, los diferentes módulos de gestión de Connection Soft Service (CSS) les ayudan en el control de presencia y producción, necesario para supervisar el absentismo laboral y el control de la rentabilidad, pero también en la contabilidad y facturación o la gestión de las existencias.