En relación al anuncio de concurso de acreedores de Establecimientos Coll el pasado 1 de septiembre, Grupo Peña, que comparte una central de compras con Coll, ha lanzado un comunicado oficial sobre su posición respecto a la situación de la empresa catalana. En el documento afirma ser “muy respetuoso con sus competidores y otros operadores de su sector”, y considera que “no es procedente hacer declaraciones sobre la situación particular de ninguno de ellos, en este caso sobre Coll”.

“La crisis del sector automoción quizá ha sido menos comentada que la de otros sectores como el del turismo y hostelería y los viajes, pero tiene efectos significativos derivados de una reducción notable de las cifras de actividad, afectando a todas las empresas en mayor o menor medida”. Grupo Peña es una empresa familiar, “con una gestión conservadora y poco apalancamiento”, lo que le ha permitido, según sus responsables, “sortear por el momento los peores efectos de la crisis derivada de la Covid-19.

A ello también han contribuido las medidas sanitarias adoptadas desde el inicio de la crisis sanitaria en defensa de sus empleados y de sus clientes. “No obstante, estamos sufriendo, como todos, para mantener niveles aceptables de actividad y rentabilidad”, indican desde el grupo andaluz, para añadir que “en caso de que la crisis del sector se prolongue, muchas empresas sufrirán los efectos”.

“Al parecer Coll es una de las primeras, porque esta situación ha acaecido en un momento de transición para esta empresa”. Desde Peña afirman desconocer las circunstancias concretas que han llevado a Coll a su situación actual. “Por tanto, no tenemos elementos de juicio para valorarlas, insistiendo que, en todos caso, no nos toca a nosotros hacerlo”.

La central de compras (Alliance CP Services) es el único negocio conjunto entre Peña y Coll, “con un ámbito de actuación muy limitado”, reza el comunicado, en el que el grupo andaluz también señala que “el vehículo conjunto se ha visto arrastrado por la crisis de Coll, pues ésta no ha satisfecho por el momento su deuda con los proveedores. Grupo Peña, por descontado, ha satisfecho íntegramente sus deudas con la central de compras y con sus proveedores. En estos momentos se está trabajando con Coll en diversos escenarios para esta entidad, pero no se puede adelantar las conclusiones”.

“Por lo demás, la situación de crisis de Coll en nada afecta a Grupo Peña, ni positiva ni negativamente”, finaliza el documento enviado por la compañía cordobesa que, “más allá de lamentar la crisis sufrida por esta empresa y las consecuencias que la misma pueda tener para sus empleados, familias, acreedores y clientes, se trata de una situación ajena a Grupo Peña sobre la que no podemos opinar”.