Una de las partes más importantes y complejas de la gestión de siniestros es la peritación del vehículo. En un nuevo vídeo, GT Motive explica los pasos que se siguen para peritar los daños de un vehículo siniestrado.

- Preparación de las herramientas que ayudarán a valorar los daños.

- Realización del reportaje fotográfico de los daños.

- Valoración de los daños del vehículo. Las partes más importantes a comprobar serán, desde el punto de vista mecánico, el comportamiento del motor y si existen fugas del fluido, mientras que en chapa el perito deberá verificar el estado de la carrocería del vehículo -centrándose en la originalidad, reparación y los daños- y el chasis, así como comprobar si hay defectos en la pintura y analizar el estado de los cristales.

- Informe final completo. Incluirá una valoración de los daños como la que ofrece GT Motive Estimate, con la información sobre las piezas, operaciones a realizar, tiempos y precios.