Bajo el lema 'Exceed possibilities', Hella presenta en la feria IAA 2019 de Frankfurt sus soluciones más innovadoras para las principales tendencias del mercado del automóvil en electrificación y conducción autónoma.

“La transformación de la movilidad hacia la conducción autónoma y la movilidad eléctrica avanza inexorablemente. La estrategia actual del Grupo Hella centrada en la iluminación y la electrónica juega un papel importante en este proceso”, indica Rolf Breidenbach, CEO de Hella. “Con nuestras innovadoras soluciones de productos, queremos contribuir a que la movilidad del mañana sea más segura, más cómoda y más respetuosa con el medio ambiente. En la IAA de este año, lo mostramos con nuestros productos más destacados y los nuevos conceptos para el futuro”.

En su stand de 450 metros cuadrados en el recinto ferial “New Mobility World”, Hella invita a los visitantes a realizar un viaje virtual para experimentar, a través de su “Concept car”, las funciones del futuro que la iluminación y la electrónica tendrán en el vehículo.

En este contexto, Hella presenta productos para todas las etapas de electrificación. El sistema de Gestión de Baterías de Doble Tensión, por el que la firma ha recibido el Premio a la Innovación en Automoción 2019, combina las funciones de una batería de 48 voltios y 12 voltios (incluyendo la gestión de batería de bajo voltaje) dentro de un sólo producto en el espacio de instalación de una batería convencional de 12 voltios.

Esta nueva solución permite ahorrar peso y espacio y se puede integrar en los coches existentes. El circuito inteligente de las celdas permite utilizar la capacidad de las baterías de iones de litio en el sistema eléctrico del vehículo de 12 ó 48 voltios, según la aplicación. La solución está diseñada principalmente para clases compactas y de rango medio, y puede ayudar a reducir las emisiones de CO2 de 5 a 6 gramos por kilómetro. Se espera que su producción en serie comience en 2023.

Con motivo de la IAA 2019, Hella presenta también el sensor de sonido estructural SHAKE (abreviatura de “Structural Health And Knock Emission”), que es capaz de detectar el estado de la carretera incluso al más mínimo impacto (vibraciones de gotas de agua) y de alertar al conductor, por ejemplo, en caso de aquaplaning. Este sensor determina la información sobre el estado de la carretera en tiempo real y puede compartir dicha información con otros vehículos. También es un componente necesario para implementar funciones de conducción autónoma.

Con el sensor SHAKE, Hella amplía su amplia cartera de sensores. Con potentes sensores de radar y software de cámara frontal, la compañía ya ofrece tecnologías básicas esenciales para la conducción asistida y autónoma. En cooperación con la empresa estadounidense AEye, Hella también está intensificando sus actividades de desarrollo en el campo de los sensores LiDAR.

Por otro lado, Hella lanza el "Digital Light SSL|HD", la última generación de faros de alta resolución digital, un nuevo desarrollo y miniaturización de los sistemas Matrix LED existentes. Los más de 15.000 píxeles LED de la fuente de luz del tamaño de una uña se pueden controlar individualmente y son la base para funciones de iluminación programables. Sobre esta base, se pueden implementar funciones de seguridad adicionales basadas en la iluminación, como un asistente de carril óptico, así como escenarios de bienvenida u otras formas de personalización.

Además, Hella presenta nuevos conceptos de iluminación para la carrocería y el interior del vehículo, apoyando la tendencia hacia la conducción autónoma. Por ejemplo, los módulos de iluminación en el exterior del vehículo pueden contribuir a la comunicación entre los vehículos autónomos y otros usuarios de la carretera. Con Plastic Omnium, Hella está trabajando en soluciones globales para la integración de las tecnologías de iluminación en la carrocería del vehículo como parte del concepto "Front of the Car".

En colaboración con Faurecia, la compañía muestra, con un vehículo de demostración, conceptos pioneros para el interior de los vehículos del futuro. No obstante, el interior del vehículo se redefinirá en el curso de la conducción autónoma, dependiendo de las nuevas funcionalidades y opciones de adaptación a las diferentes necesidades de los ocupantes.