Iberdrola y Mercedes-Benz han firmado un acuerdo estratégico que permitirá a ambas compañías seguir impulsando el despliegue de la movilidad eléctrica en España. La alianza se sustenta en proyectos claves a lo largo de los próximos tres años, tanto en el segmento de las recargas domésticas y de empresas, como en el despliegue de la red de recarga pública en el país.

De esta forma, Mercedes-Benz incluirá las soluciones de movilidad de Iberdrola -recarga en hogar y pública- en el proceso de comercialización de sus vehículos eléctricos en nuestro país. En el hogar, Iberdrola suministrará e instalará puntos de recarga a todos los clientes de la nueva gama EQ y furgonetas eléctricas de Mercedes-Benz en un paquete con tarifa plana, con independencia de las características de la vivienda.

Asimismo, Iberdrola facilitará el acceso a la red de recarga pública realizada por la compañía en condiciones muy especiales, las que establece su Paquete de Energía, además de contar con recargas gratis durante seis meses.

Cabe destacar que el Plan de Movilidad Sostenible de Iberdrola prevé la instalación de 25.000 puntos de recarga en el país hasta 2021. En el caso de Mercedes, su objetivo para 2030 es que sus modelos eléctricos representen más de la mitad de las ventas de su gama, incluyendo eléctricos e híbridos enchufables.

Por otro lado, los clientes de la nueva gama EQ y furgonetas de Mercedes-Benz recargarán la batería de sus vehículos eléctricos, tanto en instalaciones domésticas y de empresas, como en la red de puntos en vía pública desplegada por Iberdrola, con energía 100% verde, procedente de fuentes de generación limpia, con certificados de garantía de origen renovable (GdOs). Igualmente, podrán realizar la recarga con su móvil a través de las aplicaciones de recarga para el hogar y la recarga pública de Iberdrola, desde la que, en este último caso, los conductores de vehículos eléctricos pueden geolocalizar, reservar y abonar sus recargas.