Innolith tiene pensado reducir los costes de fabricación de baterías de alta densidad para coches eléctricos deshaciéndose de materiales “exóticos” y costosos, de forma que podrían duplicar la autonomía que pueden ofrecer actualmente estos vehículos, informa Cinco Días.

Esta startup asegura que su batería está libre de electrolitos inorgánicos, que son una de las principales causas de incendio en las baterías de los coches eléctricos. Innolith espera poder comercializarla y que llegue a los primeros vehículos dentro de tres o cinco años.

Innolith quiere estrenar estas baterías en un número reducido de coches en Alemania en el futuro, y espera poder hacer una primera producción de baterías en el país germano.