Istobal, compañía de referencia en soluciones de lavado para la automoción, ha logrado reducir un 45% el consumo de agua en los equipos automáticos de lavado industrial.

De igual modo, su modelo PROGRESS para la limpieza de vehículos industriales incrementa un 75% la presión de agua en la fase de lavado más crítica de consumo de agua en este tipo de vehículos, la fase de lavado a presión. Así, además de obtener mejores resultados en la calidad del lavado final, se consigue una reducción del consumo de agua.

Sin duda, Istobal apoya la iniciativa del Día Mundial del Agua, que se celebra mañana, con el desarrollo constante de soluciones de lavado sostenibles que ahorran agua, energía y reducen el impacto medioambiental.

Sus equipos de lavado minimizan el consumo de agua y productos químicos empleando para ello maquinaria que trabaja con dosificaciones precisas y con el reciclaje de agua.

Para ello, ha creado un nuevo sistema de depuración y reciclaje de agua con tecnología MBR (reactor biológico basado en la tecnología de filtración por membranas). Este sistema ha sido diseñado específicamente para el sector de lavado de vehículos, consiguiendo además de una elevada tasa de reciclaje de agua (hasta un 85% para puentes de lavado) un efluente que cumple con las limitaciones de vertido a cauce público.

También destaca la nueva gama AVANT de Istobal para centros de lavado manual, con la que ha logrado ahorrar en cada lavado hasta un 33% de consumo de agua y de productos químicos, gracias al funcionamiento a baja presión y bajo caudal en determinados programas, sin alterar la calidad del lavado.

La reducción de productos químicos se consigue mediante su sistema patentando de dosificación independiente por pista que, permite suministrar el producto químico para el lavado de forma individual en cada una de las pistas. De este modo, en un centro de lavado con cuatro pistas se consigue una reducción de hasta un 75% de producto químico cuando sólo está en funcionamiento una de las pistas.