Clarios, adquirida por Brookfield Business Partners, operará como un negocio internacional de almacenamiento energético que generará 8.000 millones de dólares en ingresos (7.153 millones de euros), y contará con más de 16.000 empleados, 56 instalaciones en todo el mundo y 130 años de experiencia.

Clarios se basará en su “posición de liderazgo en tecnologías de baterías para vehículos”, según explica la compañía, ya que produce un tercio de la producción total del sector al año. Además, pretende explorar de forma más dinámica métodos para satisfacer las necesidades de almacenamiento energético de rápido crecimiento del mañana.

"En Clarios, nuestra visión es impulsar el progreso mediante la creación de las soluciones de almacenamiento de energía más inteligentes del mundo que beneficien a las personas, a las empresas y al planeta", afirma Joe Walicki, presidente de Clarios. "Como líder mundial con un producto utilizado en prácticamente todos los vehículos, desde los convencionales hasta los totalmente eléctricos, estamos bien posicionados para capitalizar las tendencias del mercado. Esto incluye la transición hacia vehículos más eléctricos y autónomos, lo que da una mayor importancia al papel fundamental de la batería y acelera la necesidad de producir baterías más avanzadas. Al pertenecer a Brookfield, podemos capitalizar mejor estas tendencias crecientes y operar con un mejor enfoque y eficiencia".

Clarios invertirá en personas, procesos y tecnologías que ayuden a satisfacer las nuevas demandas y que impulsen aún más la movilidad y la conectividad en el futuro. La tecnología de las baterías se ha vuelto cada vez más importante debido a que los vehículos actuales albergan más de un centenar de dispositivos eléctricos para satisfacer las exigencias de los equipos originales y de los consumidores en materia de seguridad, ahorro de combustible, comodidad y sostenibilidad. Además, con el creciente cambio hacia vehículos con mayor autonomía, las prestaciones de seguridad avanzadas serán aún más cruciales y requerirán una solución de almacenamiento de energía probada y fiable.

Por otro lado, Clarios utilizará su experiencia en la economía circular (diseña, produce, recupera y recicla baterías) para ayudar a crear un enfoque más eficiente y sostenible en el almacenamiento de energía. Las baterías Clarios están diseñadas y fabricadas para que hasta el 99% de los materiales puedan ser recuperados y reutilizados en las nuevas baterías producidas. A través de la cooperación con clientes y colaboradores de la compañía, Clarios ha sido pionera en un sistema de recogida de bucle cerrado, un modelo para la economía circular y que sigue compartiendo en todo el mundo.

La compañía mantendrá su actual presencia mundial de fabricación y operaciones, lo que incluye su sede corporativa en Glendale (Wisconsin).