El Check Light de la marca Colad, del fabricante holandés EMM, es una luz de trabajo portátil muy fácil de usar, que aumenta la calidad de la luz en el entorno de trabajo y le ahorra tiempo. Anteriormente, desviaciones de color e imperfecciones encontradas tras finalizar el trabajo de reparación de pintura, debido a una inadecuada iluminación, pueden dar lugar a costosos repintados en el exigente mundo del taller de pintura.

 

Diseñado para una exacta comprobación de color, este Led para luz de trabajo con un valor CRI ultra alto y técnica de fabricación COB Led garantiza un haz muy claro de luz natural.

Gracias a su ligero peso y sujeción ergonómica, el Check Light es muy cómodo y fácil de usar. La lámpara flexible se inclina hasta 180 grados y puede colocarse en cualquier sitio con su resistente enganche giratorio o el fuerte imán integrado. Asimismo, es muy sencillo de llevar en el bolsillo o cinturón de trabajo usando el clip de sujeción.

Las dos posiciones de 400 y 180 lumen proporcionan gran flexibilidad y un correcto haz de luz. Dispone de modo ahorro de energía automático, que evita el riesgo de sobrecalentamiento. Con un tiempo de funcionamiento de tres horas, permite trabajos completos sin interrupción por las recargas. La lente es extraíble para una fácil limpieza.

El Check Light de Colad está ideado para resistir en el duro y exigente entorno del taller de pintura, debido a su dureza, resistencia al polvo y a salpicaduras de agua (no inmersión). El cargador viene incluido (fácil de colocar por su imán integrado), y además, tiene una garantía de 24 meses.