Grupo Antolin, fabricante de interiores para vehículos del mundo, cerró el ejercicio de 2018 con unos ingresos de 5.425 millones de euros, frente a los 5.391 millones del año anterior. A tipo de cambio constante, sin tener en cuenta el efecto de la depreciación de las divisas frente al euro, las ventas crecieron un 3,2% en un contexto de caída de la producción mundial de coches (-0,5%). El beneficio operativo bruto (EBITDA) de 2018 ascendió a 356 millones de euros.

“El final del pasado ejercicio ha estado marcado por un empeoramiento de las condiciones del mercado debido a la incertidumbre en torno a Reino Unido, el efecto del nuevo protocolo de emisiones WLTP y las tensiones comerciales”, aseguran desde la compañía, cuyos resultados también se han visto afectados por retrasos en el plan de producción de algunos nuevos proyectos.

Grupo Antolin tiene en marcha el mayor programa de lanzamientos de su historia gracias a la confianza de los clientes, lo que reforzará su posición entre los mayores fabricantes de componentes para el interior del automóvil del mundo. Al cierre de 2018, la compañía tenía 429 proyectos abiertos, tras lanzar 112 nuevos programas durante el año pasado.

En este sentido, la movilidad del futuro supone una oportunidad de negocio y crecimiento para Grupo Antolin que está apostando por desarrollar productos más integrados, que incorporen más tecnología y electrónica ofreciendo nuevas funcionalidades y soluciones de iluminación y reduciendo, al mismo tiempo, el peso. La compañía tiene programas de producción para 32 modelos eléctricos (21 no han llegado todavía al mercado).

En concreto, Grupo Antolin suministrará a todos los modelos de la nueva plataforma de vehículos eléctricos de Volkswagen en Europa, a gran parte de los coches eléctricos que llegarán a China y al vehículo eléctrico que Ford tiene previsto producir en México para todo el mundo.

Para lanzar este último proyecto, Grupo Antolin va a construir una nueva fábrica en Cuautitlán (México), que empleará a más de 100 personas y suministrará el panel de puertas y el panel de instrumentos al modelo de Ford. En este proyecto también participan las plantas de Arteaga y Toluca de Grupo Antolin.

En 2019, la compañía volverá a realizar un importante esfuerzo inversor con una previsión de cerca de 300 millones de euros. Grupo Antolin está ampliando su estructura industrial con el objetivo de acometer todos los lanzamientos previstos y mejorar el servicio a los clientes. A lo largo de 2018, Grupo Antolin inauguró las plantas chinas de Guangzhou, especializada en el negocio de iluminación, y de Shenyang; y abrió la fábrica de Shelby (EE.UU), además del inicio de la producción en la nueva fábrica de Alabama (EE.UU).